Un hombre de 50 años llegó tarde para coger el ferry de Fred. Olsen que cubre la ruta entre Santa Cruz de Tenerife y Agaete. Pero, aún así, trató de llegar hasta el barco. Para conseguirlo echó a correr por la rampa de acceso de los vehículos e intentó alcanzar el buque, pero no lo consiguió y cayó al mar.

El individuo se quedó nadando en las proximidades del ferry y personal de Fred. Olsen le tiró un salvavidas para garantizar su integridad física, según la información adelantada por el digital www.puentedemando.com y divulgó RTVC.

Los hechos ocurrieron a las 20:00 horas del pasado miércoles en el Muelle de Rivera de Santa Cruz de Tenerife. En ese momento, el ferry Bañaderos Express realizaba la maniobra de desatraque.

Y el individuo implicado saltó desde la rampa de acceso de vehículos, ya que, según aseguró al personal que lo asistió, pensaba que iba a alcanzar al citado buque de Fred. Olsen.

Según las fuentes consultadas, en ese momento, ya la rampa de acceso de vehículos tenía puesta la señal de que estaba prohibido pasar por la misma.

El Centro de Control Marítimo de Santa Cruz de Tenerife recibió el aviso de que algo extraño ocurría en el Muelle de Rivera. Los agentes de la Policía Portuaria ya estaban a punto de lanzarse al agua. Pero al lugar donde flotaba el citado hombre llegó una falúa de los prácticos del Puerto, que rescataron al mismo y lo llevaron a tierra.

Agentes de la Policía Portuaria y de tierra de Fred. Olsen asistieron al afectado hasta que una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC) trasladó al mismo hasta un centro sanitario.