La sección VII de la Audiencia Provincial de Alicante, con sede en Elche, juzgará la semana próxima a un implicado en una pelea que, en un momento dado de la disputa, no tuvo mejor ocurrencia para alejar a su rival de él que darle un mordisco en la oreja, arrancándole parte de ella, según los datos facilitados por el gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Los hechos ocurrieron hace tres años y se espera alcanzar un acuerdo de conformidad sobre lo ocurrido para evitar la celebración de la vista oral porque los hechos parecen meridianamente claros para la acusación pública.

Reconocimiento

De ser así, y según explicaron fuentes judiciales, el acusado, probablemente, tratará de conseguir una reducción de la pena inicial que se le pide, que es de tres años de cárcel, para que quede por debajo de los dos años y evitar con ello el ingreso en prisión a cambio de un reconocimiento de los hechos y de una indemnización a la víctima.

En el escrito de la Fiscalía no se detalla la cantidad que se pide para el denunciante por los graves daños sufridos y los estéticos, así como los días que tuvo que estar de baja a raíz de esta agresión.

Declaración

Todos los testigos de aquellos hechos, ocurridos el 30 de agosto de 2019 en un bar de la ciudad que no se detallan, han sido citados a prestar declaración junto a la víctima y confirmar así, lo que dijeron ya a los agentes que aquel día acudieron al bar después de producirse la pelea.

"La Fiscalía sostiene que el procesado se encontraba en el interior del establecimiento donde molestaba a clientes y a la camarera cuando la víctima se le acercó para que cesara su actitud", se explica en el escrito de calificación definitiva facilitado por el TSJ.

"En ese momento se inició una pelea en la que el procesado tiró al suelo al perjudicado, le dio puñetazos y le mordió en la oreja. El hombre necesitó asistencia médica y quirúrgica", concluye la información pública facilitada sobre esta vista.