19 de enero de 2018
19.01.2018

'Devilman', 'gore' y sexo en Netflix

La plataforma estrena una serie de animación japonesa, no apta para todos los públicos, basada en el manga de Go Nagai

19.01.2018 | 01:51
Una imagen de ´Devilman Crybaby´.

En una fría tarde de fin de semana, cuando ya ha caído la noche, Netflix se convierte en uno de los mejores refugios para pasar las horas en el sofá bajo el calor de una manta. Su oferta es tan completa que puede satisfacer cualquier antojo que se tenga en ese momento: una comedia, un drama, acción, terror... Cada mes, su catálogo se actualiza con nuevos contenidos. Con los estrenos de enero ha llegado un anime (serie de animación japonesa) que a priori puede parecer una historia más de acción con las particulares características del país nipón, pero que esconde una grotesca orgía de violencia y sexo con tintes demoniacos no apta para menores ni mentes sensibles ajenas a este tipo de ficciones. Se trata de Devilman Crybaby.

Akira es un joven de buen corazón y torpe para las actividades físicas que un día recibe la llamada de su amigo Ryo, un misterioso personaje con el que se crió de niño y que se marchó al extranjero. Ryo le revela a Akira una terrorífica verdad: los demonios existen y se encuentran en este mundo para devorar a los humanos. El joven pide a su amigo que le acompañe a una extraña fiesta para conseguir despertar a los demonios que se encuentran allí y sacar a la luz su existencia para que se sepa la verdad. Akira accede, pero en el horror que se desata en ese lugar es poseído por el legendario demonio Amon. La bondad del joven le permite controlar al ente maligno, por lo que se crea una simbiosis entre ambos que da lugar a Devilman, un humano capaz de controlar sus poderes demoniacos. A partir de ese momento comienza una sangrienta cacería contra las criaturas del averno que le llevará hasta el demonio mayor, Satán. Con esta serie, Netflix ha querido rendir un homenaje al guionista japonés Go Nagai, creador del manga original Devilman en 1972 y de Mazinger Z, entre otros. La plataforma de streaming acostumbra a añadir a su contenido mangas dirigidos para un público más adulto como Death Note o la más violenta Berserk. Sin embargo, este anime está cargado de un contenido explícito sexual que se torna grotesco cuando los demonios comienzan a actuar. Los últimos minutos del primer episodio, titulado Te necesito, suponen la toma de contacto del espectador con lo que es en realidad esta ficción a través de una sanguinaria carnicería donde prima la locura demencial de las transformaciones demoniacas.

La ultraviolencia de Devilman Crybaby no ha dejado indiferentes a muchos usuarios, que han mostrado su sorpresa y descontento en la redes sociales con la explicitud de la serie. Sin embargo, las críticas en general son bastantes positivas entre los seguidores de este tipo de animación. Cuando el espectador acepta la dureza de las imágenes, la historia se convierte en una vertiginosa carrera de diez episodios que culmina con un épico desenlace donde, como es costumbre en estas obras, el final feliz es poco probable. Prepárense para una cacería infernal no recomendada a estómagos sensibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine