07 de enero de 2018
07.01.2018

El cine de género 'seduce' a los Globos

07.01.2018 | 00:52
El cineasta mexicano Guillermo del Toro.

En un año de devastadores huracanes, escándalos de abuso sexual y una indetenible cuenta presidencial en Twitter, no debería sorprender que el cine buscara un escape hacia la fantasía. Con el cuento fantástico La forma del agua liderando las nominaciones de los Globos de Oro que se entregan hoy, con siete, y la cinta de terror ¡Huye!, que se llevó 1.000 millones de dólares en taquilla y el aplauso de la crítica, 2017 puede verse como el año del cine de género.

¡Huye!, de Jordan Peele, que hace una sátira social sobre la culpa que sienten los blancos respecto de la desigualdad racial en Estados Unidos, es tal vez la cinta más emblemática de este fenómeno. Tiene muchas opciones de ganar la estatuilla a mejor comedia y de ser nominada al Óscar. El sitio especializado Eonline.com la calificó como "la película más importante de la temporada".

En la categoría drama, La forma del agua del mexicano Guillermo del Toro, cuenta la historia de una mujer de limpieza en un laboratorio ultrasecreto que se enamora de una criatura anfibia cautiva. La sátira de ciencia-ficción Una vida a lo grande es también una nominación atípica, al igual que la película de gángsters Baby: el aprendiz del crimen.

En los últimos años, los premios fueron entregados sin sorpresas a películas que celebraron a Hollywood ( La La Land, El artista, Birdman), que abordaron el camino a la adultez ( Boyhood: momentos de una vida, Moonlight) o que se enfocaron en temas históricos o periodísticos ( El discurso del rey, En primera plana).

En películas de género, los westerns han tenido entradas regulares, como es el caso de Revenant: el renacido, del mexicano Alejandro González Iñárritu, o Sin nada que perder.

Para Sasha Stone, del sitio especializado Awards Daily, la atención a estos géneros responde en parte a la necesidad de huir de la realidad política desde que ganó las elecciones el polémico presidente Donald Trump. "En otro tipo de año ¡Huye! no hubiera sido un gran favorito, pero la combinación de la pesadilla que es nuestro presidente y la falta de otras grandes películas que le hagan sombra, le dan gran chance a pesar de su género", explicó Stone a la AFP. Agregó que la cinta, más que del género terror es "una metáfora de los horrores de nuestra cultura".

En cuanto a La forma del agua -un híbrido entre La Bella y la Bestia, E.T. y Amelie-, la primera atracción viene por el pedigrí de su director, el mexicano Guillermo del Toro. Según el sitio web Screen Rant, la cinta también hace un tributo a la edad de oro de Hollywood, con escenas de musical y algo de cine negro.

Jonathan Kuntz, profesor de cine de la universidad UCLA, destacó que los primeros ganadores del Óscar, en la década de 1920 y 1930, eran películas de género, pero que desaparecieron de la cartelera en los últimos años. A principios de la década pasada, El Señor de los Anillos fue laureada, como también lo fue Chicago y el Gladiador, sin contar el thriller de culto El silencio de los inocentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine