15 de julio de 2019
15.07.2019

Maya Hawke, genética de estrella

La hija de Uma Thurman y Ethan Hawke se convierte en la gran revelación del universo catódico con su aparición en 'Stranger Things'

15.07.2019 | 00:03

La tercera temporada de la popular serie Stranger Things, una de las producciones de más éxito de Netflix, ha traído consigo una revelación: la de la joven actriz Maya Hawke, que se incorpora en esta entrega interpretando a Robin, y que ha robado el corazón a los aficionados. Con 21 años y apenas dos de carrera, la chica se vislumbra como una estrella en potencia, algo que no resulta extraño si se tienen en cuenta sus ascendentes: porque Maya Hawke es la hija de Ethan Hawke y Uma Thurman.

Durante una década, hasta su divorcio en 2004, la pareja fue considerada una de las más estables de Hollywood. Tuvieron dos hijos „Maya, nacida en 1998, y Levon Roan, de 2002„ antes de su sonado divorcio, entre acusaciones de infidelidad de Thurman a Hawke. El actor, de hecho, no tardaría en iniciar una relación oficial con Ryan Shawhughes, que había sido niñera de sus hijos y con la que se casó en 2008. Ethan Hawke siempre ha rechazado que su actual esposa tuviese culpa alguna en la ruptura.

El recorrido de Maya Hawke en el mundo de la interpretación está siendo vertiginoso. La actriz debutó en 2017 en una miniserie de tres episodios de la PBS(la televisión pública de los Estados Unidos) que adaptaba Mujercitas, el clásico de Louisa May Alcott. En la ficción, Maya Hawke interpretaba el papel de la rebelde Jo. Tras este primer trabajo, la joven actriz se incorporó al reparto de Stranger Things para encarnar a Robin, la sarcástica compañera de trabajo de Steve (Joe Keery) en la heladería de un centro comercial, que se verá embarcada por este y Dustin (Gaten Matarazzo) en la investigación de una supuesta conspiración soviética.

La interpretación de Maya Hawke encandiló a fans y crítica, hasta el punto de que su incorporación se considera uno de los grandes aciertos de la temporada. Su química con Joe Keery y su desparpajo a la hora de actuar han elevado a un personaje que se convirtió definitivamente en uno de los preferidos de los aficionados a raíz de su celebrada escena en el cuarto de baño, cuando le confiesa a Steve la naturaleza de sus sentimientos hacia él, en un giro que sorprendió y agradó a los espectadores.

Pero el éxito de Stranger Things se barrunta solo como el primer hito en una carrera de largo recorrido para Maya Hawke. Para empezar, la actriz tiene un papel secundario en la nueva película de Quentin Tarantino, Érase una vez en... Hollywood. El esperado filme, que reúne por primera vez en pantalla a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, llegará a las pantallas españolas el próximo 15 de agosto.

La participación de Maya Hawke se consideró, en un primer momento, como un favor de Tarantino a su amiga y musa Uma Thurman (que protagonizó para el cineasta Kill Bill), pero tras ver el desempeño de la joven intérprete en Stranger Things hay motivos para pensar que el director eligió a Maya Hawke por su talento, y no por su ilustre apellido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook