02 de septiembre de 2012
02.09.2012
Consejos

Ser felices nos ayuda a envejecer mejor

Rodearse de gente afín, capear la soledad y mantenerse activos es fundamental para aceptar esta nueva etapa

02.09.2012 | 11:14
Rodearse de gente nos hace ser más felices.

Vicente Vicente Ortega es director del Instituto Universitario de Investigación en Envejecimiento, además de catedrático de Anatomía Patológica, por lo que su carrera está centrada en la población envejecida y en sus características. A través del instituto lleva a cabo cada año cursos sobre el envejecimiento.

Este año, con motivo del Año Europeo del Envejecimiento Activo, los cursos impartidos están relacionados con el envejecimiento saludable, y también la guía que ha escrito donde recoge los Hábitos para un envejecimiento saludable.

¿Cómo surge la idea de hacer esta guía?
La guía es el resultado del trabajo entre el Instituto Universitario de Investigación sobre el Envejecimiento con otras instituciones, como el Colegio de Médicos. Llevamos cinco años dando cursos junto a la Universidad del Mar y, como consecuencia de ello, hemos decidido hacer una guía para reflejar el trabajo de las conferencias que estamos dando este año. Se trata de una guía informativa y muy precisa de todos los consejos que desarrollamos en el curso.

¿Cuáles son los consejos que recogen?
Nuestros consejos más importantes son llevar actividades que nos refuercen física y mentalmente. Actividades físicas que nos hagan sentirnos realizados y nos gusten.
Bailar es una de las actividades más completas para mejorar el envejecimiento. Por otro lado, hacer sudokus o crucigramas también nos ayuda a ejercitarnos mentalmente.

También hay que tener en cuenta que es necesario envejecer en sociedad. La soledad es lo contrario a un buen envejecimiento. Está demostrado que rodearte de personas con las que tienes una afinidad cultural ayudan a tener un envejecimiento más feliz.

¿Cómo está de tratado el envejecimiento psicológico?
Por desgracia, el envejecimiento psicológico está menos estudiado, cuando es tan importante como el envejecimiento físico o mental. Es primordial estar feliz para envejecer mejor. Un estudio llevado a cabo por el profesor Stone, de la Universidad de Nueva York, afirma que las personas mayores de 80 años tienen mejor percepción de la felicidad que los menores de 20. Aun así, es un tema que se estudia, menos porque provoca mayor rechazo.

¿Qué otros temas provocan rechazo en la población envejecida?
El principal es el tabaco. Para evitar este rechazo una de las doctoras que colabora en la guía, María Jesús Avilés, habla de la bondad de no fumar. Es decir, no habla de lo malo que es el tabaco sino de lo bueno de no fumar. Y es esencial hablar de ello porque el tabaco es la única sustancia legal que mata a la mitad de la gente que la consume.

¿Cree que esta guía debería convertirse en un libro de cabecera para todos los ciudadanos?
Por completo, y fundamentalmente para los jóvenes, porque es necesario cambiar el chip. Hay aspectos que se deberían de tener en cuenta antes de envejecer y no después. Pero a veces el pensamiento de ¿cómo voy a dejar de hacer esto? Nos sirve de excusa y solo nos adaptamos al cambio cuando un médico nos lo impone. Sería necesario que lo hiciéramos por voluntad propia.

¿Entrarían también las nuevas tecnologías como uno de los factores para ayudar al envejecimiento?
Las nuevas tecnologías son fantásticas. En los centros de la tercera edad están incorporando ordenadores y actividades que enseñan a los mayores, y es una gran idea porque ayuda muchísimo. De hecho, se están llevando a cabo actividades específicas que unen a los nietos con sus abuelos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook