Batalla de sonrisas y corazones

La noche de los fuegos artificiales en la que se representa el enfrentamiento de coruñeses e ingleses en la bahía en 1589 reúne a 60.000 personas ante los arenales de Riazor y Orzán

15.08.2015 | 02:06
Espectadores, ayer, durante la Batalla Naval, en el arenal de Riazor.

A algunos eso de luchar contra los ingleses se les hace ya un poco repetitivo, así que, ayer, optaron por inventarse su propia historia y dejar atrás la rebelión de 1589. Una en la que los que se enfrentan con la bomba de palenque en ristre son los vecinos de Labañou contra los de Monte Alto. La pelea estaba clara y, este año, a diferencia de otros, no hubo igualdad.

Los fuegos que salieron de las Esclavas fueron mucho más numerosos y vistosos que los que explotaron desde la finca de Los Mariño y es que, un año más, a los de Monte Alto, que encarnan a las tropas de Sir Francis Drake les tocó perder.

Les tocó perder pero, además, vieron cómo desde el otro lado se sucedían caritas sonrientes en el aire -como las del WhatsApp-, hubo alguna que otra cara triste y estrellas de colores y corazones rojos para dar paso a la gran traca final.

La Batalla Naval reunió ayer, según fuentes municipales, a 60.000 personas, entre el paseo marítimo y las playas de Riazor y del Orzán, que fue donde se sentaron las familias para ver cómo explotaban en el aire en algo más de un cuarto de hora unos 1.300 fuegos artificiales, valorados en más de 21.500 euros, unas cifras inferiores a otros años.

La animación en las calles empezó mucho antes de las once de la noche, que fue cuando estalló en el cielo el primer cohete, que anunciaba la llegada de la batalla. Y es que en la coraza del Orzán tocó la banda municipal como preludio a los fuegos artificiales.

Tras la batalla sonó también la música con la actuación de Soñeiro, Sonoro Maxín y Nonito Pereira Jr. en el escenario del paseo marítimo. El hotel Riazor llamó ayer a la Policía Local para quejarse de que el Concello le había puesto el palco delante de unas habitaciones. Durante la tarde de ayer se produjeron retenciones de tráfico debido a los cortes realizados para la organización de esta noche de pólvora y color en el cielo.

El de ayer fue también el día de la exposición de los coches históricos que participan en el Rally Teresa Herrera. Hoy los vehículos estarán expuestos en la explanada del Palacio de los Deportes de Riazor. La programación cuenta también con la celebración del Festival de Habaneras en los jardines de Méndez Núñez, a partir de las 20.00 horas y con los espectáculos a las 12.00 horas, 20.00 h y 22.00 h de las compañías del festival Manicómicos, que actuarán en la plaza de España, la plaza de As Conchiñas -ambas a mediodía- la cúpula de Matadero y el castillo de San Antón, repectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine