Conflicto urbanístico en el centro

Los conductores de bus alertan de patinazos en la calzada de la Marina

"Al estar pulido, cuando está mojado resbala y nos dio ya un par de sustos", explica el presidente de la representación laboral, Alberto Couselo. El Gobierno local anuncia que mantendrá las vallas que separan el tráfico hasta que los peatones se adapten al tráfico

17.08.2015 | 11:04
Un autobús urbano, a su paso por la Marina.

El nuevo pavimento instalado por la Autoridad Portuaria en la zona de la Marina para los vehículos causa problemas para el frenado de los autobuses, según advirtió el comité de empresa de la Compañía de Tranvías al Ayuntamiento a través de la concesionaria. "Al estar pulido, cuando está mojado resbala y nos dio ya un par de sustos", explica el presidente de la representación laboral, Alberto Couselo, aunque por el momento no hubo ningún accidente.

El portavoz de los trabajadores recuerda que tanto camiones como autobuses patinan más que el resto de vehículos al frenar a causa de su peso, que les proporciona mayor inercia. El problema se agudiza porque tras la conclusión de las obras de la Marina está prevista la retirada de las vallas que separan la calzada de la zona peatonal de la explanada, en la que la remodelación de esta superficie dejó a la misma altura y sin ninguna separación física los espacios destinados al paseo y al tránsito de vehículos.

El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, manifestó el pasado viernes que el Gobierno local se ve obligado a asumir esta ordenación del tráfico, con la que parece no estar demasiado conforme, y destacó que para que puedan levantarse las vallas previamente "tiene que haber un esfuerzo pedagógico importante" para que transeúntes y conductores se acostumbren a convivir en este lugar.

"No está bien delimitada la zona para peatones y la de los coches", advierte Alberto Couselo sobre la reforma efectuada en este lugar y destaca además que durante las fiestas es frecuentado por numerosos visitantes que desconocen los cambios realizados, por lo que considera que sería "una buena idea" instalar algún tipo de señalización que alerte a los viandantes del paso del tráfico.

Según Xiao Varela, la circulación en esta zona "tiene que ir a un ritmo compatible con el uso peatonal", a lo que añadió que el volumen de vehículos que circula en este momento por la explanada de La Marina "no es el mismo que habrá cuando se abra el túnel de O Parrote". Una vez que se ponga en funcionamiento el vial subterráneo, se convertirá en la alternativa a la circulación por la Marina, que se reservará al transporte público, los residentes en la Ciudad Vieja, así como para los vehículos de carga y descarga que efectúen el abastecimiento de los comercios.

El concejal de Rexeneración Urbana recordó que la explanada de la Marina es en este momento "la vía principal de entrada a la Ciudad Vieja", por lo que avanzó que durante "una temporada" habrá que ser "cuidadosos" con la regulación del tráfico en esta zona, especialmente porque hay dos zonas de juegos infantiles frente a la Dársena que se abrirán próximamente y porque, a su juicio, los coches "pasan más rápido de lo que deberían".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine