El Concello cobra solo el 13% de las multas tributarias en el año en que las impone

El Ayuntamiento tramitó sanciones por importe de 446.000 euros el pasado ejercicio, de los que solo pudo recaudar 59.000 euros - Los 387.000 euros restantes quedaron pendientes de cobro

24.08.2015 | 11:41
Oficina municipal de Recaudación, en la calle de la Franja.

El cobro de la práctica totalidad de las sanciones tributarias impuestas por el Ayuntamiento queda aplazado a los años siguientes a los de la emisión de la multa. Según la memoria municipal de 2014, la última publicada, en junio, solo el 13% del importe de las sanciones dictadas en ese ejercicio se ejecutó antes de cerrarlo. Suman apenas 59.000 euros. Los 387.000 euros restantes figuran como pendientes de cobro para 2015 o años sucesivos. El balance de la unidad municipal de Gestión Tributaria concluye, además, que casi 45.000 ciudadanos acudieron a las oficinas de la Hacienda local, en la calle de la Franja, casi un 8% más que el año anterior. Siete de cada diez expedientes de beneficios fiscales fueron aprobados en 2014 por el Ayuntamiento

La inmensa mayoría de las sanciones tributarias impuestas por el Ayuntamiento a contribuyentes, bien sean particulares o empresas, quedan pendientes de cobro para años posteriores, al no poder ejecutarse la recaudación en el mismo ejercicio. Apenas el 13% del importe de las multas impuestas en 2014 fueron liquidadas por los infractores en ese mismo año. Los pagos representan únicamente 59.692 euros de los 446.970 euros liquidados por infracciones tributarias a lo largo del pasado año por el departamento de Gestión Tributaria, según consta en la memoria del Ayuntamiento. Los 387.278 euros restantes quedaron pendientes de cobro para este año y siguientes.

El balance de la Administración municipal evidencia un ritmo desigual de tramitación de sanciones y el importe de las mismas. El 13% del total recaudado corresponde con el 63% de todas las multas impuestas, es decir, el Ayuntamiento ejecutó más de la mitad de las sanciones, pero el importe que suman apenas alcanza el 13%.

Por el camino han quedado, según los datos de la memoria municipal de Gestión Tributaria, las infracciones con mayor sanción económica. En total, el Ayuntamiento reconoce haber impuesto 229 multas en 2014, de las que cobró 146 y dejó pendientes 86. Estas últimas arrojan un importe medio de 4.503 euros, cuando el de las ya cobradas se reduce a 408 euros.

La recaudación efectiva por sanciones tributarias a 31 de diciembre de 2014 quedó muy lejos de la previsión con la que arrancó el año el Ayuntamiento, que presupuestó un ingreso de 500.000 euros por este concepto. Solo si logra ejecutar las sanciones pendientes este año o los siguientes se podrá acercar a su objetivo, pero no igualarlo. Los 446.970 euros liquidados, con el 87% pendiente de cobro, representan el 89,39% del medio millón de euros de la estimación inicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine