Si no lo leo no lo creo

La duna de Riazor sirve como juego improvisado para los niños y los perros que acuden al paseo

16.10.2015 | 01:07

La duna levantada en Riazor para paliar el efecto de los temporales sirve estos días en los que brilla el sol como juego para los niños, que la utilizan a modo de tobogán, y para algunos perros que se divierten correteando y excavando en la arena. La zona más concurrida es la cercana a Las Esclavas, donde tiene menos altura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine