Una empleada de hogar admite haber sustraído joyas a una anciana enferma de párkinson

20.10.2015 | 00:51

El magistrado del Juzgado de lo Penal número 3 de A Coruña condenó a seis meses de cárcel y al pago de una indemnización de 2.729 euros a una empleada de hogar que reconoció haber sustraído joyas de una vivienda en la que trabajaba. La procesada, que no ingresará en prisión porque el castigo es inferior a dos años y carece de antecedentes, admitió ante el juez haber robado entre mayo de 2011 y junio de 2012 numerosas joyas propiedad de una anciana enferma de párkinson para la que trabajaba. Los objetos fueron tasados en 2.729 euros. El titular de Penal 3 tuvo en cuenta a la hora de imponer la condena la agravante de abuso de confianza y la atenuante de dilaciones indebidas, ya que el proceso judicial se retrasó por causas ajenas a la sospechosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine