El futuro del Puerto El plan de empresa de la institución

El Puerto prevé encadenar pérdidas salvo en 2018, cuando venderá muelles, el Finisterre y la Solana

La planificación refleja números rojos de 6,7 millones este año. La deuda con los bancos hasta 2019 se reducirá en 26 millones, lejos de los 75 previstos. En 2016, de 309 millones. Pasó de beneficios a pérdidas después de 2012

23.11.2015 | 11:53
El Puerto prevé encadenar pérdidas salvo en 2018, cuando venderá muelles, el Finisterre y la Solana

La Autoridad Portuaria prevé recaudar 25 millones de euros por la venta de los muelles de Batería y Calvo Sotelo y los terrenos del hotel Finisterre y La Solana entre 2017 y 2018. Con ese ingreso el organismo prevé cerrar el ejercicio 2018 con un superávit de 12,3 millones de euros, de acuerdo con su Plan de Empresa 2016. Sería el único año desde 2012 y hasta 2019 en el que no sufriría pérdidas, una carga que asume el Puerto por haber asumido la financiación de las obras de la dársena de punta Langosteira. La entidad preveía rebajar su deuda en 75 millones hasta 2019, pero la planificación económica muestra que la reducción será de 26 millones de euros. En 2016, la deuda por los préstamos para la financiación de la dársena exterior se situará en 309,3 millones

El resultado del ejercicio económico de la Autoridad Portuaria pasó de beneficios a pérdidas después de 2012. Aquel año, el organismo registró un superávit de algo más de dos millones de euros, quince menos, no obstante, que los que había obtenido el año anterior. La tendencia cambió en 2013, cuando las pérdidas superaron los 700.000 euros. Al año siguiente aumentó la cifra de números rojos hasta los 4,2 millones, es decir, se multiplicó por seis. Y la previsión para 2015 revela un saldo negativo superior, de 6,7 millones de euros. Las predicciones del Puerto, recogidas en su Plan de Empresa 2016, muestran al menos otros dos ejercicios, hasta 2017, con pérdidas millonarias: 5,1 millones en 2016 y 2,1 en 2017. En 2018, cuando cuenta con vender los muelles urbanos de Batería y Calvo Sotelo y los terrenos que posee donde se ubican el hotel Finisterre y el complejo deportivo de La Solana, recuperará unos beneficios de 12,3 millones.

El organismo portuario asume desde hace años que las amortizaciones y los gastos financieros de los créditos suscritos para costear las obras del puerto exterior -una inversión que afronta el Puerto y no el Estado- conllevarán resultados contables anuales negativos. La Autoridad Portuaria ha admitido esta circunstancia desde que informó del resultado económico de 2013 y ha añadido que la situación se repetirá en los próximos años por la elevada deuda que acarrean los gastos realizados en la dársena de punta Langosteira, como destacó el pasado verano al hacer pública la cuenta de pérdidas y ganancias de 2014.

►Pérdidas. Con la perspectiva que muestra el Plan de Empresa del Puerto la entidad no recuperará beneficios económicos por su actividad y sus inversiones hasta el ejercicio 2018, y será de forma transitoria: 12,3 millones señala el documento de superávit, después de cinco años consecutivos de pérdidas, porque entre ese año y el anterior el ente portuario pretende ingresar unos 25 millones por la venta de los muelles de Calvo Sotelo y Batería y el hotel Finisterre y La Solana. El Puerto ya preveía estas operaciones en 2012, pero no lo había desvelado con fecha. Ha trascendido esta semana porque informó de ello el Gobierno local después de un consejo de administración del organismo del que formó parte el edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela. Esa recaudación, que en 2004 se preveía que rondase los 200 millones de euros por la enajenación de los muelles de Batería, Calvo Sotelo, San Diego y Petrolero, contribuirá a financiar la obra en punta Langosteira, que a día de hoy supera los 750 millones de euros. Ningún otro puerto ha financiado la construcción de una dársena recurriendo a la venta de muelles.

►Cifra de negocio. La cifra total de los ingresos del Puerto en 2014 por la venta de sus bienes y servicios fue de 23,6 millones de euros. La entidad predice un horizonte con leves incrementos este año (24 millones) y los cuatro siguientes (hasta 31,4 millones en 2019), pese al incremento de actividad en punta Langosteira. El resultado de explotación (la cifra de negocio menos los gastos que el Puerto soporta para asegurar su actividad) fue el año pasado de 767.000 euros; en 2015 será negativa, supondrá una pérdida de 581.000 euros, aunque se elevará considerablemente en los ejercicios próximos, con más de 20 millones en 2018.

►Deuda. Las tablas de información económica que contiene el Plan de Empresa del Puerto recogen su deuda financiera, que se incrementará este año y el siguiente y se mantendrá constante hasta 2019. Las deudas a largo plazo con Puertos del Estado y con los bancos alcanzarán una cifra total de 295,8 millones en 2015 y 309,3 en 2016. La previsión de ingresos de la entidad hace difícil que se pueda cumplir su objetivo de reducir la deuda comprometida en 75 millones de euros hasta 2019 mediante la amortización de créditos que se marcó el año pasado; el ejercicio 2015 se cerrará con 114 millones de deuda y el de 2019, con 88, una diferencia de 26 millones.

Inversiones. La Autoridad Portuaria informó esta semana, después del consejo de administración que aprobó el plan de empresa, de que para el año 2016 las inversiones del Puerto generarán un volumen de 40 millones de euros, y las procedentes de otros actores, 57,1 millones. El organismo trabaja con una previsión entre 2015 y 2019 de 192 millones de inversión ajena.

►Concesiones en Langosteira. Hay tres empresas que ya operan con normalidad en las instalaciones del puerto exterior y por las que el Puerto obtiene ingresos: TMGA, Pérez Torres Marítima y Galigrain. Hormigones Carral y Repsol han solicitado la concesión para instalarse en Langosteira en los próximos años. El Plan de Empresa da cabida a Oleosilos, Alcoa y CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos) en su apartado de previsión de otorgamiento de concesiones hasta 2019, pero no aparecen dos compañías a las que el Puerto alude desde hace años como futuras inquilinas de la dársena exterior: Pemex y Beijing 3E. Este hecho añade todavía más dudas a las que ya ha provocado la ausencia de avances desde fecha indefinida en los contactos entre la Autoridad Portuaria y las empresas mexicana y china para sus respectivas inversiones en el puerto exterior. El presidente del Puerto, Enrique Losada, anunció en agosto de 2012 que Pemex, la cuarta petrolera más importante del mundo, tendría en Langosteira una base logística de 30.000 metros cuadrados para sus operaciones en Europa, en la que invertiría 26,5 millones. La compañía hizo la solicitud y, según el Puerto, renovó avales de la concesión este verano, pero sin informar sobre en qué estado están los trámites. Los planes de Beijing 3E para construir una terminal de producción de energía por 270 millones son más confusos y lo último que reconoció Losada es que "los chinos aún lo están analizando".

►Objetivos. El Plan de Empresa muestra tablas con objetivos operativos anuales. En 2015 aparece el desarrollo de los ámbitos de los muelles de Batería y Calvo Sotelo, ausentes en la planificación del año anterior. El cometido que entraña esta actuación se refiere a un "informe de las posibles estrategias a desarrollar", mientras que para 2016 se centrará en la "negociación con el Ayuntamiento de la estrategia" y un "nuevo convenio sobre su transformación". El próximo año estarán aún vigentes objetivos como el plan de promoción del puerto y su área de influencia, la mejora del control de aspectos medioambientales a consecuencia de las actividades portuarias y la accesibilidad viaria y ferroviaria al puerto exterior. El documento refleja en este capítulo que en 2016 deberá contratarse el proyecto de la conexión por tren a Langosteira, una actuación imprescindible para la rentabilidad de las instalaciones y que a lo largo del ejercicio 2015 no ha tenido avances, según muestra el Plan de Empresa; el enlace por carretera desde la AG-55 debería estar finalizado a finales de este año, de acuerdo con las previsiones de Fomento.

►Convenio. El Plan de Empresa 2016 incluye la negociación con el Concello por los muelles de Calvo Sotelo y Batería que el Puerto pretende vender entre 2017 y 2018, pero las partes han interpretado esta cuestión de diferente manera. El Gobierno local entiende que los contactos se establecerán para redefinir el futuro de esas zonas portuarias por las que el organismo prevé recaudar 25 millones; la Autoridad Portuaria asegura que la futura negociación se referirá solo a "condiciones técnicas que se establecerán en el momento de la urbanización". El Puerto reprochó además al Concello que difundiese la supuesta redacción de un nuevo convenio por los muelles tras un consejo de administración en el que, según el ente, no se abordó el asunto. El Plan de Empresa recoge la redacción de un "nuevo convenio de transformación" de estos muelles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine