El presupuesto municipal para 2016 Las cifras del proyecto

El Gobierno local reduce a 242,3 millones el presupuesto y aumenta 21% el gasto social

Los ingresos bajarán al abandonar la política de "inflar" la recaudación por impuestos y por la caída en las aportaciones de otras administraciones. Ferreiro asegura que han hecho unos cálculos "conservadores". La renta social aparecerá

12.12.2015 | 11:46

La negativa del Gobierno local a "inflar" el presupuesto es la justificación aportada ayer por el alcalde, Xulio Ferreiro, a la disminución del presupuesto municipal para 2016 con relación al de este año, ya que se situará en 242,3 millones de euros, cantidad que supone un descenso de 9,65 millones, un 3,83% menos que la del ejercicio actual. El nuevo presupuesto primará además el gasto social, ya que la concejalía de Xustiza Social es la más beneficiada entre los grandes departamentos por el aumento de recursos.

Ferreiro aseguró que hasta ahora en los presupuestos municipales los ingresos eran "inflados artificialmente" para conseguir aumentar el gasto y que Marea Atlántica apostó por realizar unos cálculos "bastante conservadores", por lo que consideró posible incrementarlos a finales del próximo año.

El regidor calificó de "realista" el proyecto presentado ayer, ya que se prevé una disminución de los ingresos en algunos tributos municipales tras la reformulación aplicada por el Gobierno local, frente a la política seguida hasta ahora por el Partido Popular, de la que dijo que realizaba "estimaciones elevadas" en la recaudación.

La concejal de Facenda, Eugenia Vieito, aludió en la presentación del proyecto a la continuidad de la crisis y a las altas tasas de paro y de pobreza como las razones para que el Concello dé prioridad al gasto social. Pero también advirtió de que se prevé una reducción de los fondos que se recibirán por la Participación en los Ingresos del Estado y que habrá menos ingresos por la actividad inmobiliaria y por los beneficios de Emalcsa en un 1,5 millones, así como por las aportaciones que realicen otras administraciones y entidades como la Fundación Amancio Ortega, que este año financió la construcción del parque de Visma con 2,7 millones.

La responsable de Facenda también mencionó que la refinanciación de la deuda municipal causará una disminución de 3 millones de euros en los ingresos, pero también una caída de 2 millones en los gastos por el ahorro de los intereses que antes se debían abonar.

El Gobierno local estima que la recaudación por impuestos indirectos caerá en casi un millón de euros a causa del descenso en los ingresos por el IVA en 400.000 euros y en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras en 600.000 euros. También se estima que los ingresos por tasas y precios públicos se reducirán en 1,7 millones a causa de la crisis inmobiliaria y que la recaudación por multas de tráfico disminuya en 800.000 euros.

Una de las novedades del presupuesto es la dotación en los gastos de las cantidades que se corresponden con su coste real, lo que obligaba en años anteriores a incluir partidas suplementarias en las sucesivas modificaciones de las cuentas para el bonobús municipal, las fiestas o el consumo eléctrico. Por esta razón, la subvención al bonobús recibe la partida inicial más alta de la historia, 8,2 millones de euros, frente a los 7,5 millones consignados para este año, que luego tuvieron que incrementarse.

La apuesta por el gasto social se traduce en un aumento de 6 millones de euros para estas políticas, lo que supone un crecimiento del 3% en el conjunto del presupuesto y de un 21% más de dotación que en 2015. El aspecto más destacable es la inclusión de una primera partida de 2,1 millones para la Renta Social Municipal, ya que la necesidad de aprobar antes la ordenanza sobre esta iniciativa no permitirá aplicarla de inmediato. Otra de las cantidades reseñables es la que se dedicará al departamento de Igualdade e Diversidade, que superará los 2 millones de euros.

El Gobierno local sitúa en esta misma política el apoyo a la rehabilitación de viviendas, que dispondrá de 800.000 euros, las subvenciones para la instalación de ascensores con 1,3 millones y el denominado Plan de Acceso al Hábitat Digno, destinado a proporcionar viviendas a personas sin recursos, que contará con 600.000 euros.

El Plan Municipal de Empleo dispondrá por su parte de 1,3 millones, a lo que se sumará la entrada en servicio del Vivero de Empresas del Papagayo. En el área de la enseñanza se incluyen partidas para Refuerzo Educativo, la ampliación de las Becas Comedor y la puesta en marcha de los Comedores de Verano. En materia de servicios sociales se incluyen el Plan de Cuidados, el Programa de Atención a Personas sin Techo, el Plan de Migraciones y Gestión de la Diversidad, el Plan de Emergencia Social y el Servicio Municipal de Canguros, al que se dotará con casi 300.000 euros, además de la creación del Observatorio de la Igualdad.

En materia cultural, Xulio Ferreiro destacó ayer que la Orquesta Sinfónica de Galicia recibirá el próximo año la partida municipal más alta de su historia, casi 3,7 millones de euros, en coincidencia con la celebración del 25 aniversario de la formación. El alcalde expresó su deseo de que este esfuerzo del Concello anime a otras administraciones a incrementar su apoyo económico a la orquesta, tras las reducciones aplicadas en los últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine