El plan de dragado de la ría prevé instalar paneles en el paseo para evitar los ruidos

Las pantallas se retirarán de la zona de O Temple y el área cercana a la antigua fábrica de La Cros cuando finalicen los trabajos de regeneración del estuario de O Burgo

31.12.2015 | 00:55
La ría de O Burgo, con el puente de A Pasaxe.

El proyecto de dragado de la ría de O Burgo prevé la instalación de unos paneles tipo sándwich en el paseo marítimo para evitar la contaminación acústica. Estas pantallas se retirarán una vez que se hayan terminado los trabajos de regeneración del estuario en la zona del paseo que va desde el puente de O Burgo hasta O Temple por el paseo marítimo y también por la orilla de enfrente, en el tramo que da a la antigua fábrica de La Cros.

El estudio -que está todavía en fase de exposición pública para que los afectados presenten sus alegaciones- prevé que los trabajos que produzcan más ruido en las zonas urbanas próximas -O Burgo y O Temple- se realicen en horario diurno.

Las pantallas, según recoge el estudio presentado por el Ministerio de Medio Ambiente, estarán ancladas al paseo marítimo con soportes metálicos y muertos de hormigón. Las láminas de sándwich tendrán un espesor de nueve milímetros, para amortiguar el ruido de los trabajos derivados del dragado y regeneración de la ría.

Aves y fauna

La memoria del dragado ambiental de los sedimentos de la ría de O Burgo presta atención a las aves y a la fauna que tienen en el estuario y sus inmediaciones su hábitat. "En general, la época con menor presencia de individuos en la ría es aquella comprendida entre los meses de mayo a septiembre", dice el informe, que señala además que "la única especie citada como reproductora" en el entorno de O Burgo es la gaviota patiamarilla, que no tiene ningún nivel de protección, ya que su estado "conservacionista es muy bueno".

Como "medida compensatoria, el proyecto de dragado establece la "instalación de posaderos para las aves", de modo que se creen nuevas áreas "de reposo y descanso", sobre todo durante la pleamar para las aves acuáticas que hacen de O Burgo su hogar durante el invierno y para las migradoras.

Una vez finalizados las obras de dragado y regeneración se instalarán también paneles informativos sobre los animales que viven en O Burgo.

Los trabajos han de evitar un impacto sobre las comunidades de aves y de fauna y es que la ría está en el número cuatro de las 23 zonas de Galicia por número de aves acuáticas invernantes y ocupa el número quince de España en la lista de humedales. Cada invierno cuenta con una media de 3.150 aves acuáticas y hasta 45 especies diferentes pasan en algún momento del año por el estuario -hay además otras 29 especies menos comunes que también se instalan en O Burgo en alguno de los doce meses del calendario-.

El proyecto de regeneración de la ría de O Burgo deja fuera de los trabajos de dragado la marisma de Culleredo -junto al edificio Miramar, junto a la laguna del paseo y frente al jardín botánico de O Burgo- "por la elevada diversidad de avifauna observada en la misma" y porque es "una fuente de alimentación" para las especies.

Esta exclusión parte, como informó este diario, de las alegaciones presentadas por la Sociedade Galega de Ornitoloxía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine