Adiós del líder del PP coruñés en los últimos ocho años

Negreira deja la presidencia del PP provincial por "coherencia personal" tras la caída en las urnas

Asegura que 11 años en primera línea son "suficientes" y apela al relevo en el partido para explicar su renuncia doble - En el aire las portavocías en Concello y Diputación

28.01.2016 | 19:45
Negreira deja la presidencia del PP provincial por "coherencia personal" tras la caída en las urnas

Carlos Negreira dice adiós a su vida en la primera línea política. El exalcalde coruñés anunció ayer en la junta provincial del PP su renuncia como presidente del partido, como concejal en el pleno de María Pita y, en consecuencia, como representante en la Diputación. La decisión es un gesto de "coherencia personal" después de pasarse en la dirección provincial 11 años que, dice, han sido "suficientes". Asegura desconocer cuál será su futuro político y profesional, si bien confirma que no solicitará el reingreso en el cuerpo de letrados de la Xunta. "Me ganaré la vida de otra forma, que hay muchas", señaló. Su salida deja la incógnita sobre quién asumirá el rol de portavoz municipal. La presidencia del PP gallego se elegirá en el congreso del próximo 12 de marzo

El portavoz municipal y actual presidente provincial del PP, Carlos Negreira, anunció ayer una doble renuncia política: no repetirá como máximo responsable del partido en A Coruña y dimitirá "en las próximas semanas" como concejal en María Pita, lo que también conllevará su renuncia a continuar como representantes en la Diputación provincial, donde también ejerce como portavoz.

Negreira, que asegura que toma esta decisión "por coherencia personal" y para promover el "relevo" dentro del partido, hace pública su salida de la primera línea política ocho meses después de escapársele de las manos la Alcaldía de la ciudad, tras perder la mayoría absoluta cosechada en 2011. El popular, sin embargo, no ha querido vincular el desplome de votos de las locales -pasaron de 51.262 a 36.838 votos- y, sobretodo, de las últimas generales -de 340.206 sufragios en toda la provincia a 237.837 el 20-D- con su anuncio. "Esta ha sido una etapa y no se puede coger solo una elección. Hemos tenido 11 comicios y hemos batido todos los récord", aseguró, flanqueado por la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, y el delegado territorial de la Xunta, Diego Calvo.

¿Cuál será ahora su futuro? No lo ha decidido aún, o eso dice, si bien tampoco cierra la puerta a continuar en un mundo de la política que es, afirma, "muy difícil de abandonar". "Me pongo en otro lado. Uno puede estar sobre el terreno y jugar o estar entre el público y animar. Yo estaré ahí para ayudar en lo que me pidan". Su única certeza es que no volverá al cuerpo de letrados de la Xunta y que se ganará la vida "de otra forma". El cómo todavía es un misterio.

Carlos Negreira comunicó su decisión ayer a la junta directiva provincial del partido
tras ocho años al frente como máximo dirigente y tres como secretario general. En el encuentro, celebrado en el hotel Attica 21 de A Coruña, el presidente de la formación a nivel gallego, Alberto Núñez Feijóo, elogió a Negreira como un "político de calle" y "generoso". "Carlos nos enseñó a hacer política con cercanía", indicó Feijóo, que pese a que señaló que su salida suponía una pérdida "importantísima" también hizo mención al desplome de apoyos electorales del último año.

El exalcalde y Feijóo siempre han mantenido una muy estrecha relación en su ascenso político dentro del partido. Negreira ayudó a su compañero en la renovación de los conservadores gallegos que tras años de hegemonía del fraguismo sentó las bases del nuevo PP, que arrebataría el control institucional a los gobiernos de coalición entre socialistas nacionalistas que se habían forjado a mediados de la década pasada. Ahora que el futuro del presidente de la Xunta también es una incógnita, Negreira eludió aclarar, tras ser preguntado por los periodistas, si su carrera política correrá un camino paralelo al que tome Feijóo. "Es no es lo importante ahora, sino la renovación de equipos y que las bases del PP elijan", afirmó.

La salida de Negreira deja un vacío de poder en el grupo municipal del PP coruñés. Los conservadores pierden a la cara visible en torno a quien se nucleó la lista electoral de los últimos comicios -varios de sus miembros en los puestos de salida reconocieron en campaña haberse integrado en esta candidatura por su afinidad a la figura de Carlos Negreira- y en el aire queda ahora el nombre del futuro portavoz en el Palacio de María Pita.

"Esa es una incógnita que contestará el grupo municipal desde su autonomía", señaló el exalcalde. En los últimos meses, la edil Rosa Gallego ha sido quien más peso público ha asumido en el trabajo plenario de oposición a la Marea Atlántica y ayer Negreira, a preguntas de si sería ella la elegida para sucederlo, se limitó a decir de ella que está "cualificada para cualquier puesto".

La salida del actual número uno daría entrada en el Consistorio a la exconcejal popular de Empleo, Empresa y Turismo Luisa Cid y dejaría a Miguel Lorenzo como único concejal con proyección más allá de la ciudad, después de haberse convertido en diputado en el Congreso en las elecciones generales. Negreira, con todo, no ha querido confirmar si Cid aceptará la responsabilidad o si tendrá que continuar corriéndose la lista. "Supongo que tomará una decisión cuando yo renuncie al acta. Si no acepta, entrará el siguiente y, si no, el siguiente más, como ha pasado siempre", indicó.

Negreira afirma que la decisión de dejar el Concello fue "madurada" en los últimos meses con sus compañeros de partido. Después de la inesperada, incluso dentro del PP, caída de apoyos en las municipales en A Coruña, la presencia pública del que fuera alcalde cayó notablemente hasta el punto de que en alguno de los últimos plenos, y pese a ser el portavoz, Negreira no dijo una palabra. Su previsible salida tras regresar a la oposición dejó a los populares del municipio en una situación de stand by, a la espera de redefinir con claridad los rostros públicos de la oposición al Gobierno de Xulio Ferreiro.

A nivel provincial, los populares elegirán el próximo 12 de marzo a su futuro presidente en un congreso extraordinario en el que participarán más de 1.435 compromisarios. Aunque Negreira no quiso ayer hablar de candidatos para ocupar su puesto, en el partido suena con fuerza el nombre del conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela. El que había sido alcalde de Ferrol hasta mayo, entró en el Gobierno de la Xunta en la última reestructuración realizada en octubre, asumiendo una cartera con la que los populares quisieron ejemplificar el "giro social" de su Ejecutivo y que le ha garantizado a Rey Varela un contacto muy frecuente con los alcaldes de toda la provincia. Diego Calvo también es otro de los que aparece en las quinielas.

La salida de Negreira de la Diputación dará entrada al exalcalde de Cambre, Manuel Rivas, si bien todavía es una incógnita el nombre del nuevo portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine