Solo 3.194 contribuyentes solicitan el pago a plazos del IBI, más del doble que en 2015

Un total de 2.222 solicitaron pagar en dos fracciones anuales y 972, en seis - La cifra supone un aumento del 124% respecto a 2015, si bien el volumen todavía es reducido sobre los 166.325 recibos emitidos

04.02.2016 | 14:39
Imagen de varios bloques de viviendas en el polígono de Someso.
Imagen de varios bloques de viviendas en el polígono de Someso.

Claves

  • Aumento. Pese a que siguen siendo muy minoritarios, los solicitantes de esta modalidad de pago ha pasado de 154 contribuyentes en 2012 a un total de 3.194 en este 2016
  • Nuevos solicitantes. El número de ciudadanos que se sumaron este año al pago fraccionado del impuesto del IBI asciende a 1.770, que se suman a los 1.424 acogidos en otros años
  • Volumen. Los 3.194 solicitantes todavía representan una minoría de entre los más de 166.000 fincas urbanas de la ciudad, es decir, menos de un 2% del total

Ya está abierto el periodo para solicitar esta modalidad de abono en 2017, cuando se extenderá a otros impuestos

El pago fraccionado del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) va ganando adeptos en A Coruña cada año que pasa, pero todavía es una opción a la que se acoge solo una minoría de ciudadanos, pese a que implica una bonificación del 3% en el pago del impuesto. Para este 2016, un total de 3.194 contribuyentes han optado por esta modalidad de pago, lo que supone un incremento del 124% frente a 2015, cuando solo lo habían solicitado 1.424 personas.

En los últimos años, el Concello solo daba la posibilidad de fraccionar el pago en dos mensualidades anuales, si bien para 2016 el Gobierno municipal permitió hacerlo en dos y también en seis plazos. Así, de entre los que solicitaron esta forma de pagar el impuesto por sus propiedades inmobiliarias, 2.222 se decantaron por el pago en dos cuotas, mientras que 972 eligieron la nueva fórmula de seis abierta por el Ejecutivo.

De todos ellos, 1.424 se corresponden con los que ya habían solicitado acogerse a este plan en 2015 -antes conocido como Pago con Vencimiento Especial (PVE)-, 348 con los que solicitaron su alta entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre del pasado año, y 881 con los que se dieron de alta a última hora, durante todo el mes de enero de 2016. Además, 541 se acogieron a este plan enviando un correo electrónico al Ayuntamiento.

El número de contribuyentes que ha solicitado este sistema de abono del IBI ha ido aumentando lentamente a lo largo de los últimos años. El primer ejercicio que entró en vigor fue en 2012, con tan solo 154 solicitantes. La cifra pasaría a 281 en 2013; 728 en 2014 y 1.424 el año pasado. Los 3.194 de este ejercicio continúan representando un volumen muy reducido sobre el censo de contribuyentes del IBI, que alcanzaba en 2014 las 166.325 fincas urbanas de acuerdo con los datos que recoge el Instituto Galego de Estatística (IGE). Este número, sin embargo, no se corresponde con el de propietarios, puesto que hay personas que poseen más de una vivienda o parcela.


La medida se incluye en el marco de la modificación de ordenanzas fiscales que fue aprobada por el pleno municipal en noviembre. Según la concejal de Facenda, María Eugenia Vieito, permitiría a las familias ajustar el ritmo de pago a las necesidades de cada hogar al tiempo que distribuiría "más equilibradamente" a lo largo del año los ingresos del Concello, evitando problemas de liquidez a mitad del ejercicio.

El anterior Gobierno municipal del PP llegó a aprobar en enero del pasado año en Junta de Gobierno una nueva ordenanza general de recaudación que implantaba un sistema de pago similar, pero que nunca llegó a entrar en vigor al no recibir aprobación definitiva. Con ella se permitía dividir el pago tributario en dos, tres o cinco cuotas y afectaba al abono del IBI, del IVTM, IAE, vados y servicio de recogida de basuras industriales.

En un informe elaborado en julio de 2015, el interventor municipal aconsejaba a la Tesorería General Municipal cambiar la agenda fiscal del Concello para "obtener un equilibrio entre los ritmos de pagos y cobros" y evitar en el futuro los problemas para pagar las deudas a corto plazo que surgían a mitad de año.

A excepción de la minoría de contribuyentes que se acogían por aquel entonces al pago a plazos, la mayor parte de los ingresos municipales -por ejemplo, los que tienen que ver con el Impuesto e Actividades Económicas (IAE) o el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)- se recaudan a final de año. Esta circunstancia, unida a las exigencias legales del pago medio a proveedores que entraron en vigor a partir de septiembre de 2014, provocó a esa altura de 2015, según indicaba aquel informe, que se generasen "tensiones de tesorería".

A partir de 2017, esta modalidad de pago fraccionado se extenderá a otros tributos como el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), la tasa de la basura y el vado, quedando acogidas a una bonificación del 3% solo el IBI e IVTM. También a partir de 2017 aumentarán las posibilidades de distribuir el pago, optando entre hacerlo en dos, tres, cuatro, cinco o seis plazos. Para adherirse a alguna de estas posibilidades, cualquier ciudadano ya puede solicitarlo en la web municipal (www.coruna.es/pagopersonalizado), aunque no se aplicará hasta enero de 2017.

Los que estén incluidos este año se renovarán automáticamente. Si quieren adherirse a alguno de los nuevos fraccionamientos que se permiten, deberá notificarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

Os internautas descubrirán no enderezo ´www.compostaconsogama.gal´, as vantaxes ambientais, económicas e sociais da compostaxe doméstica

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine