Diego Gaspar Celaya Doctor en Historia

"Los españoles fueron el colectivo más importante en las tropas de la Francia libre"

El historiador aragonés sigue la pista al millar de voluntarios en las filas francesas en la II Guerra Mundial, entre ellos, 27 gallegos

18.02.2016 | 16:10
Diego Gaspar Celaya, ayer, en el hotel Riazor.

Un Erasmus en Burdeos permitió a Diego Gaspar Celaya (Zaragoza, 1982) entrar en contacto con una parte de la historia contemporánea desconocida para él, la del exilio español en Francia, la de los campos de concentración con los que el país vecino recibió a los españoles que huían de la dictadura, y la de los voluntarios que formaron parte de las filas al servicio de la Francia libre. Hoy presenta, en la casa Casares Quiroga (20.00), el libro donde recoge su investigación, que le permitió seguir los pasos de estos hombres, más de un millar, que se convierten "en el colectivo extranjero más importante en las tropas de la Francia libre, con lo que están en todos los teatros de operaciones donde intervinieron".

Después de analizar miles de archivos y expedientes, ha contabilizado unos 1.150 soldados españoles en las filas galas, con "un itinerario común", que suele partir de un alistamiento anterior, por ejemplo, en la Legión Extranjera, también como forma de salir del internamiento francés. Los primeros se incorporaron en 1940, otro grupo lo hizo tras la campaña del Levante francés (Siria), en 1941, y el último tras Túnez, en 1943, como recoge Gaspar Celaya en La guerra continúa. Voluntarios españoles al servicio de la Francia libre,

El autor destaca que esta historia de los españoles va más allá de la famosa Novena Compañía, que entró en París en 1944. Explica que es uno de los casos más conocidos, sobre los que más se ha escrito, "porque es muy bonito contar cómo entran en París". "No lo es tanto contar las dificultades en un campo de batalla, como Bir Hakeim, donde murieron como ratas", analiza. Entre esos 1.150 soldados, ha identificado 27 gallegos. "La literatura se ha ocupado no pocas veces de varios de ellos, como Rodríguez Leira, de Cariño, que formaba parte de la Novena Compañía, pero hay más", afirma. Uno de ellos, un coruñés, Francisco Fernández, marino mercante de profesión, "caso curioso porque él se alista desde un sitio poco común, Sierra Leona". Sirve en la Primera división de la Francia Libre, con un expediente "bastante interesante", que acaba condecorado y licenciado en 1945.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine