Un centro etnográfico cerrado por falta de personal y devorado por las termitas

Los presupuestos de los concellos de la comarca betanceira dedican más de las dos terceras partes a pagar nóminas y gasto corriente n Algunos solo destinan a inversión la décima parte

22.02.2016 | 00:50

Los años previos a la crisis, la Diputación financió obras que a día de hoy siguen sin aportar los beneficios previstos y que suponen una carga difícil de sostenes para los concellos. El centro etnográfico de Cesuras es un ejemplo. Este museo, que solo abrió sus puertas para visitas puntuales por falta de personal, ha sido víctima de las termitas, que han dañado puertas, ventanas y las piezas del centro. El Ayuntamiento, que debe correr con los gastos de apertura y mantenimiento, admitía recientemente que esta sala apenas había recibido visitas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine