Sombras sobre fichajes municipales

Las dudas que plantea el Tribunal Superior al Constitucional por la elección 'a dedo' de jefes de servicio del Gobierno del PP resucita las quejas por colocar afines y frenar la promoción interna

23.02.2016 | 18:13
La torre central del Palacio de María Pita.

El Tribunal Superior de Galicia ha presentado ahora al Constitucional las dudas que tiene respecto al sistema de libre designación al que recurrió el Gobierno del PP en 2014 para elegir 'a dedo' a jefes de servicio y permitir a habilitados nacionales optar a altos puestos municipales. El Superior sospecha que la ley en la que se apoyó el Ejecutivo anterior contradice una norma estatal y puede vulnerar la Constitución. Cuatro recursos denunciaron esta práctica hace año y medio y el hecho de que el Constitucional analice lo ocurrido reaviva las críticas por estos nombramientos que frenan el ascenso de funcionarios

La designación a dedo de altos cargos municipales tras una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), una de las acciones de la política de personal desarrollada por el Ayuntamiento en el mandato del PP, vuelve a dejar eco en los tribunales. A finales de 2014 los grupos de la oposición del PSOE y el BNG, la Junta de Personal y un grupo de 24 técnicos municipales presentaron sendos recursos contra el sistema de libre designación de los nuevos jefes de servicio, una medida adoptada por el Ejecutivo de Carlos Negreira apoyada en una ley de la Xunta de diciembre de 2010 que habilitaba el sistema de elección a dedo de cargos de alta responsabilidad. Los juzgados de Primera Instancia desestimaron los recursos a finales de 2014, pero el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha cuestionado este mes la legalidad del proceso de asignación de personal seguido por el Gobierno local anterior y ha transmitido sus dudas en una providencia al Tribunal Constitucional, al entender que la norma del Gobierno gallego contradice la ley estatal y podría "vulnerar" la Constitución Española.

►Julio de 2014. Regularización laboral en el Concello. Una Junta de Gobierno Local aprueba modificar la RPT, el instrumento que ordena e identifica todas las plazas laborales, para que los habilitados nacionales (secretarios, tesoreros, interventores) puedan ser jefes de servicios municipales. "Son puestos de trabajo que pueden ser ocupados por funcionarios de carrera de cualquier administración", justificaba entonces el Ejecutivo local del PP. Con esta medida se daba luz verde a un sistema de libre designación sin distinciones que permite a personal de otras administraciones ajenas a la local desempeñar responsabilidades directivas en el Concello. Los sindicatos con presencia en el Ayuntamiento no tardaron en criticar porque, en su opinión, dudaba de la capacidad técnica de los trabajadores municipales y frenaba al mismo tiempo su promoción profesional.

►Agosto de 2014. Convocatorias por libre designación. El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica a comienzos de mes una convocatoria de siete plazas de cargos directivos por el sistema de elección a dedo. Son los puestos de jefe de servicio de Interior, Movilidad Urbana, Acción Social, Empleo, Empresa, Presupuestos y Estudios Económicos y Personal, la única sin cubrir en aquel momento. Unas semanas más tarde comunica otra convocatoria de cuatro vacantes más: también los jefes de servicio de Innovación y Desarrollo Tecnológico, Planeamiento y Gestión del Suelo, Informática Municipal y Museos Científicos. Mediante este procedimiento, el Gobierno popular elegía a los nuevos ocupantes de los cargos según su criterio y sin baremos por titulaciones, capacidad o carrera funcionarial en el propio Ayuntamiento.

►Agosto-septiembre de 2014. Críticas en la Corporación. El grupo socialista en el Concello advierte en la modificación de la RPT y en las posteriores convocatorias de plazas de once altos cargos una "política de colocación de afines y fichajes estrella". El PSOE compara a Negreira con la saga de los Baltar en la Diputación de Ourense por designar a funcionarios ajenos al Ayuntamiento, "entre ellos personas afines del PP", a nueve meses de las elecciones municipales. El grupo del BNG tilda de "ilegal" esta política de personal y censura que con esta práctica el Ejecutivo del anterior alcalde "pusiera a la administración local al servicio del Partido Popular". Los nacionalistas recuerdan que el TSXG había admitido a trámite en marzo de 2014 una cuestión de inconstitucionalidad respecto a la ley de función pública de la Xunta después de la denuncia de un funcionario autonómico contra la decisión de la Consellería de Medio Rural de cubrir 43 puestos de trabajo, entre ellos 25 de jefes de servicio, por el sistema de libre designación.

►Agosto-septiembre de 2014. Cuatro recursos contra la elección a dedo. El PSOE, el BNG y 24 técnicos municipales tramitaron recursos administrativos contra la modificación de la RPT y los nombramientos de cargos a dedo y sin concurso de méritos promovidos por el Gobierno local del PP. Se les unió otro recurso de la Junta de Personal -compuesta por los sindicatos CSI-CSIF, CIG, UGT y CCOO- interpuesto ante el tribunal de lo Contencioso-administrativo. El órgano de representación de los trabajadores municipales criticaba que el Gobierno local pudiera "colocar a militantes o a personas afines" al PP en puestos de trabajo de importante responsabilidad y dudaba de la compatibilidad de los habilitados nacionales.

►Septiembre de 2014. Nombramientos. Cinco de los altos cargos del Concello fichados por el Gobierno municipal popular procedentes de otras administraciones son nombrados un día antes de que entre en vigor la Ley de Racionalización del Sector Público, que los devolvería a sus puestos de origen fuera del Ayuntamiento si fuesen destituidos. De este modo, consolida a sus nuevos designados como altos funcionarios.

►Noviembre de 2014. El PP se defiende ante el juez. El equipo de Carlos Negreira, que siempre defendió la legalidad de su proceder con la modificación de la RPT y la convocatoria de plazas de jefes de servicio que pudieran ser ocupadas por trabajadores externos al Concello, aprobó en una Junta de Gobierno Local "proteger los intereses municipales" y defender ante el juez los cambios en la plantilla y la designación de altos cargos mediante su personamiento en el recurso presentado por la Junta de Personal. Este órgano denunciaba que los nuevos cargos nombrados no perderían sus puestos en caso de que se produjese un cambio en la Alcaldía tras las municipales de mayo del año siguiente.

►Diciembre de 2014. Recurso tumbado. El recurso de los funcionarios fue rechazada en primera instancia por un juzgado de A Coruña. El fallo recoge que los demandantes no apuntan los preceptos legales infringidos y que los habilitados pueden optar a puestos si se ha producido antes una modificación de la RPT, como así ha ocurrido. Pero la reclamación de los empleados públicos pasa al TSXG.

►Febrero de 2016. Consulta al Tribunal Constitucional. El Alto tribunal gallego, ahora, eleva al Constitucional sus dudas sobre la ley de la Xunta en la que se basó el Gobierno de Negreira para cubrir por libre designación las jefaturas de servicio con personal ajeno al Concello. En una providencia del pasado día 18 sospecha que el sistema a dedo puede vulnerar el artículo 23.2 de la Constitución por negar el acceso a cargos públicos en condiciones de igualdad. El presidente de la Junta de Personal, Roberto Tizón, apunta que la libre designación para nombrar jefes de servicio existió en otros gobiernos locales, pero el del PP incorporó la elección de habilitados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine