Juan José Ruiz Varela Consultor de movilidad al que Tranvías ha encargado un análisis técnico para la remodelación de las líneas de autobús en A Coruña

"Que alguien se pregunte si hay que poner carril bus es como de la Edad Media"

"Me llama la atención que un gobierno que habla del efecto llamada en la inmigración no comprenda que cuantos más carriles hagas en Lavedra, más efecto llamada haces"

14.03.2016 | 15:21
Juan José Ruiz, en la avenida de La Marina, con un autobús urbano circulando a su espalda.
Juan José Ruiz Varela
"No tenemos una Xunta que tome medidas para que A Coruña o Vigo no se estrangulen con los vehículos de fuera"

"Mi idea es que el viajero que llegue a la estación de autobuses coja allí líneas que de servicio a toda la ciudad"

Lleva veinte años trabajando en la movilidad en empresas de transporte de mercancías y de viajeros, así como consultor para las administraciones. Para la Xunta coordinó el plan de transporte metropolitano en Santiago y Ferrol, y la Compañía de Tranvías le ha encargado un análisis técnico de la remodelación de las líneas de bus en A Coruña. Ruiz Varela defiende que, para resolver los problemas en esta materia, hay que tomar decisiones políticas valientes. Juan José Ruiz defiende el uso del transporte público como solución a la movilidad en la ciudad y también la adopción de medidas como el carril bus

-¿Por qué es tan difícil llegar a consensos políticos sobre la movilidad?

-Nunca hay una sola causa, pero una de ellas es que realmente los políticos de los dos partidos mayoritarios en este país hasta este momento nunca se han creído lo de la movilidad. He visto continuamente una absoluta indiferencia hacia los usuarios y las empresas concesionarias del transporte público. Es un problema de falta de inteligencia.

-¿Qué le parece el plan de movilidad que elaboró Salvador Rueda para el Gobierno local de PSOE y BNG?

-Lo he estudiado a fondo y está sujeto a un concepto muy novedoso que son las supermanzanas. Es un rediseño de la ciudad que no estaría mal pero que requiere unos recursos brutales. No le pongo un pero por ello, pero sería una cuestión de voluntad política llevarlo adelante. Este plan se elaboró al mismo tiempo que el plan general de la ciudad y hay muchos nexos de conexión entre ellos, como el metro ligero, que gracias a Dios ya no va estar. Pero el planteamiento es muy bueno y es un material muy aprovechable a pesar de que a mi juicio el tratamiento que le da al transporte es muy superficial.

-El PP desechó este plan y elaboró uno propio. ¿Ha tenido oportunidad de conocerlo?

-Lo he hojeado simplemente, pero un Plan de Movilidad Urbana Sostenible es una herramienta fundamental y este no lo puede ser.

-¿Por qué razón?

-No voy a hablar de los defectos de un plan que no he leído en profundidad, pero tenía que ser el libro de cabecera y un documento que nunca estuviera acabado. Pero la propia contratación ya determinaba su fecha de finalización, lo que significa que la voluntad de aplicarlo era solo para el cumplimiento de una ley que permitiese el cobro de unas subvenciones.

-¿Quiere decir que el plan solo tenía por objetivo conseguir esas subvenciones?

-El problema es que se modificó una ley y si no se tiene un Plan de Movilidad Urbana Sostenible no se cobran las subvenciones para el transporte colectivo, por lo que hubo que hacerlo. Eso es lo que estoy diciendo.

-El nuevo Gobierno local pretende aprovechar lo mejor de los dos planes de movilidad elaborados. ¿Lo cree posible?

-Es bastante difícil, pero es bueno tener documentos previos para estudiar. Y es muy importante que este Gobierno local pueda hacer del plan un documento vivo en la parte participativa y en la analítica. En la participativa lo está haciendo ya porque Marea Atlántica lleva en la sangre lo de las asambleas, pero eso tiene que documentarse y evaluarse, hay que darle un contenido económico y contextualizarlo.

-El carril bus es el proyecto de movilidad que más polémica ha generado en A Coruña. ¿Es necesario?

-Si hay una conciencia global tan clara de que hay que reducir el consumo de combustibles fósiles y si además vemos que no caben más coches en A Coruña, ya no es una cuestión meramente ambiental. Tenemos que poner más autobuses y reducir el acceso ilimitado que hay hoy del vehículo privado, sobre todo de los del área metropolitana. No tiene ningún sentido no poner un carril bus, es como de la Edad Media que alguien se pregunte si hay que ponerlo. No hace falta uno, sino muchísimos. Pero eso no es suficiente, ya que hay que actuar de forma contundente con el aparcamiento.

-¿Y cómo se hace?

-Hay varias soluciones. Una es controlar el número de vehículos que son de la ciudad y hacer unas tarifas diferentes de la ORA y los aparcamientos, así como cobrar el Impuesto de Circulación en función de las características ecológicas del coche y los kilómetros recorridos. También se puede aplicar un impuesto a todos los aparcamientos subterráneos para costear el transporte colectivo de aquí y del área metropolitana, aunque antes hay que hacer un acuerdo con la Xunta para duplicar todo el día las frecuencias de los buses de la comarca. Pero el gran problema es que no tenemos un gobierno gallego que tome las medidas para que una ciudad como A Coruña o Vigo no se estrangulen con los vehículos que vienen de fuera. La única solución es el transporte colectivo, pero la Xunta tiene que creer en él y no lo hace.

-Habla de la ORA, pero en la práctica no es una regulación del aparcamiento, sino un impuesto más.

-Genéricamente sí, pero estamos desaprovechando por una cuestión de ordenanzas a los vigilantes de la ORA. Me aterra ver cada vez que paso por Juan Flórez la doble fila y ver que los vigilantes no pueden hacer nada. Tendríamos que ser contundentes con un vicio que hay en esta ciudad que es la doble fila, que es consentida y asumida pese a que crea unos problemas tremendos.

-El Gobierno local pretende remodelar las líneas de autobuses urbanos. ¿Cómo lo haría usted?

-La Compañía de Tranvías me ha encargado un análisis técnico de esa remodelación y aún no tengo una opinión porque estoy en la fase de definición de las redes y de su conectividad pasiva. Pero si nos ponemos a diseñar las líneas sin tener en cuenta las del transporte metropolitano, lo estamos haciendo mal. Está claro que donde más refuerzo hay que hacer es en las zonas en las que hay más aportación de viajeros de fuera, pero hay que tener en cuenta aspectos previos como el coste, ya que aumentar las frecuencias significa que hay que gastar mucho más dinero. Salvador Rueda planteaba 12 líneas, pero yo no creo que la solución esté en más o menos líneas, en que sean radiales, perimetrales o de ida y vuelta, sino en una conjunción de soluciones. En colaboración con la empresa de autobuses de San Sebastián, la ciudad que más se puede parecer a A Coruña, vamos a hacer un análisis de su red y su oferta qué índice de conectividad tiene para ver luego cuál tenemos aquí.

-Los usuarios del área metropolitana reclaman poder llegar al centro de la ciudad en sus autobuses. ¿Es posible?

-Cuando coordiné el Plan de Transporte Metropolitano de Galicia en Santiago y Ferrol no hubo ninguna duda en que estos autobuses entraran, en la primera porque es una ciudad muy complicada y en la segunda porque no tiene transporte urbano. En A Coruña no se llegó a un acuerdo en este sentido pero sí para que se pagase el transbordo para compensarlo. Este es uno de los objetivos del estudio que me encargó Tranvías y he llegado a la conclusión en que el centro de la red de transportes está entre las estaciones de autobuses y del ferrocarril, ya que es donde más conexiones hay. Entrar con el transporte interurbano hasta el istmo me parece irrealizable porque en la plaza de Pontevedra ya no caben los buses que tenemos. Alguien del gobierno anterior los quería meter en Puerta Real y yo no me lo podía creer. Las empresas del transporte metropolitano no están ganando dinero porque no ha aumentado el número de viajeros como tenía que hacer y hay que hacer otro esfuerzo porque si no se ponen limitaciones al coche particular en la ciudad la gente va a seguir viniendo en él.

-¿Pondría limitaciones para que entrasen estos vehículos?

-Para entrar no, para aparcar. Si de ocho a diez de la mañana y de lunes a viernes se prohibiera aparcar en la ORA, a ver dónde aparcaba la gente.

-Pero eso es muy impopular.

-Pero eso es política. Y para eso hay que articular una solución con todos los alcaldes de la comarca y la Xunta de forma que se planee el transporte de una forma conjunta y corresponsable. Mi planteamiento para el área metropolitana es que el viajero que llegue a la estación de autobuses o a la futura intermodal no tenga que salir de ella para coger líneas que den servicio a toda la ciudad con frecuencias de paso muy elevadas.

-Por lo que dice, intuyo que cree que la ampliación de Alfonso Molina no soluciona el problema del tráfico en los accesos.

-Me llama muchísimo la atención que un gobierno como el de este país que habla tanto del efecto llamada en la inmigración no sea capaz de comprender que cuantos más carriles hagas más efecto llamada haces. Lo que se necesita es lo contrario, se lo tenemos que poner difícil al coche porque se convierte en un problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine