El estudio previo para la intermodal prevé que aumenten más los viajerosde tren que los de autobus

La tendencia indica el aumento de los pasajeros del ferrocarril en vías de media distancia tras la puesta en marcha de la alta velocidad

02.04.2016 | 11:37
Autobuses en la estación de A Coruña.

Los estudios previos que definen cómo será la renovación de la estación de buses para su integración en la intermodal de San Cristóbal prevén que las obras tengan un resultado más positivo en el ferrocarril que en el transporte por carretera. Así se desprende de las conclusiones del informe que contrató la Consellería de Infraestruturas e Vivenda a una empresa, antes de sacar a concurso el proyecto constructivo de esta parte de la estación.

Este análisis hace hincapié en que las mayores ocupaciones en los servicios interurbanos no metropolitanos se registran en las líneas que van de A Coruña a Vigo -pasando por Santiago y Pontevedra- y también en la línea directa con Ferrol. "Hay que tener presente la gran competencia de los servicios ferroviarios", explica el informe, que pone en relieve la reducción de los tiempos de viaje en el tren después de que entrasen en funcionamiento los tramos de alta velocidad, que permiten hacer el trayecto A Coruña-Vigo en un tiempo mínimo de una hora y veinte minutos.

"Las perspectivas a medio plazo de gran parte de las líneas en competencia no son buenas para relaciones entre los grandes núcleos urbanos litorales", según explica el estudio previo de la terminal. Si bien las compañías que tienen concesiones autonómicas no metropolitanas consiguieron frenar el embiste del tren en 2011 y 2013 gracias a "una política de descuentos y de paradas adicionales en los grandes núcleos", este documento recoge que "el margen de aumento en las cifras de viajes en autobús es más reducido".

Es por ello por lo que la previsión apunta a "en el mejor de los casos" un "mantenimiento o ligero descenso" de las rutas directas "en los flujos de media distancia en competencia con el ferrocarril".

Mal parados salen también en este estudio las compañías que operan rutas como Irún-Tui, Santiago-Barcelona y Ferrol-Algeciras. Las perspectivas a medio y largo plazo para estos servicios "no son especialmente positivas", según señala el informe y pone, de nuevo, el foco sobre "la creciente competencia del ferrocarril de alta velocidad para relacionarse con el centro peninsular". La "mayor fortaleza" de estas líneas la sitúa el estudio en las rutas con la cornisa Cantábrica y con el área de Aragón y Cataluña "por la falta de competencia", aún así, reconoce que las "cifras de demanda son muy reducidas". "No se prevé un aumento destacado de la demanda o del número de servicios en este ámbito".

En el apartado internacional, el análisis es casi el mismo, ya que solo se operan rutas a Oporto y al resto de Europa a través de conexiones con el País Vasco. "La previsión de crecimiento de expediciones y demanda también es limitada debido a las perspectivas de mejora de las relaciones ferroviarias con el norte de Portugal y la competencia del modo aéreo", analiza el documento.

Tanto confía el estudio en que la reforma de la estación de buses impulsará el uso del tren, que prevé que el número de pasajeros llegue a 5,8 millones anuales en 2020 -frente a los menos de 1,5 millones de 2011-. El informe indica que más del 90% de esos pasajeros utilizarán "servicios de ámbito regional" y que "un porcentaje relevante" accederá a ellos a través de la "red de autobuses urbanos y metropolitanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine