La recuperación del litoral El debate político

El Ayuntamiento advierte a Bruselas de que la ría de O Burgo aún sufre vertidos

El Gobierno local rebaja el optimismo de la Comisión Europea, que indica que las aguas que llegan al estuario cumplen la norma de depuración, y estudia enviarle informes sobre la situación actual

05.05.2016 | 15:29
Visita de un grupo de eurodiputados a la ría de O Burgo, en febrero de 2013.

Claves

  • “Camino por andar”. La edil de Medio Ambiente, María García, reconoce mejoras en la depuración de las aguas residuales tras la apertura de la EDAR de Bens pero asegura que todavía queda “camino por andar” y recuerda que el estuario ha sido cerrado en varias ocasiones en los últimos meses
  • Consenso. Los gobiernos de Oleiros, Culleredo y Cambre coinciden en alegrarse por el reconocimiento de la Comisión, que achacan a los “esfuerzos” realizados para poner fin a los vertidos
  • Comisión. El organismo europeo considera que las aguas que llegan actualmente a la ría de O Burgo cumplen con la directiva europea sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas

La Concejalía de Medio Ambiente estudia remitir a la Unión Europea informes sobre la situación actual de los vertidos en la ría de O Burgo después de que la Comisión Europea señalase que las aguas que llegan al estuario cumplen la norma de depuración. Aunque el organismo comunitario entiende, tras analizar la documentación remitida por el Gobierno de España, que no se está cometiendo ningún tipo de infracción y que desconoce "otras posibles fuentes de contaminación", el Gobierno municipal considera que "todavía queda camino por andar" y recuerda que, cada cierto tiempo, la zona se está cerrando al marisqueo. El resto de ayuntamientos de la comarca se felicitan por este reconocimiento y destacan los esfuerzos hechos para atajar los vertidos

El Gobierno municipal estudia remitir a la Comisión Europea información sobre la situación actual de los vertidos que afectan a la ría do Burgo, después de que el organismo comunitario señalase que las aguas que llegan al estuario cumplen con la directiva europea sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas y que desconoce "otras posibles fuentes de contaminación".

Así lo explicó ayer la concejal de Medio Ambiente, María García, quien restó optimismo a la respuesta dada por la Comisión a una pregunta de la eurodiputada de Podemos Estefanía Torres. García reconoce que tras la apertura de la estación depuradora de aguas residuales de Bens la situación ha mejorado pero cree que todavía "queda camino por andar". "Hemos realizado un mapa de vertidos que demuestra que aún hay problemas que solucionar y tampoco se puede olvidar que, cada cierto tiempo, la ría se tiene que cerrar al marisqueo. Tenemos que ponernos todos las pilas", señaló la concejal.

En octubre de 2015 la Comisión dijo que "era sabedora" de que en la ría de O Burgo se incumplía la normativa referida a la depuración de aguas, y, por ello, había iniciado un "procedimiento de infracción contra España por ese incumplimiento". Tras recibir la documentación entregada por el Gobierno, ha concluido que "no hay ningún indicio de infracción". El expediente estaba abierto desde hace años, en el marco de una investigación sobre el tratamiento de las aguas en toda España.

Para concluir el expediente, la comisión se basa en los "resultados de muestreo" de la depuradora de Bens de los años 2014 y 2015, que fueron los que le remitió el Gobierno de España. Sin embargo, el organismo se mostró abierto a que sectores afectados, como los mariscadores o la plataforma, proporcionasen a través de algún eurodiputado resultados que aportasen otra visión a la comisión sobre el estuario.

Más optimista que la responsable de Medio Ambiente de A Coruña se mostró el alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, quien entiende que la postura de la Comisión Europea es "motivo de alegría" y una evidencia de que los ayuntamientos limítrofes están haciendo "todo lo posible" para evitar más vertidos. "Un ejemplo reciente es que en Cambre la pasada semana se descubrió uno de gasoil y ya se localizó al infractor", señaló.

Un punto de vista similar defiende el alcalde de Culleredo, José Sacristán, quien considera "normal" el reconocimiento de Europa después de que se hubiesen conectado todos los vertidos de los Municipios de Cambre, Culleredo, Arteixo y Oleiros a la Depuradora de Bens. "A lo largo de estos años, se han realizado importantes inversiones del Estado, Xunta y Ayuntamientos en resolver el problema de los vertidos así que hemos hecho los deberes", señala Sacristán, que recuerda que, en este caso, Europa no analiza el estado de la ría en su conjunto como que no se vierta y que los vertidos que llegan sean previamente tratados.

La ría se encuentra ahora en fase de alegaciones al plan de dragado. El proyecto tendrá que estar definido el 21 de julio ya que, para entonces, el Ministerio de Medio Ambiente tendrá que haber resuelto todas las aportaciones realizadas por los sectores afectados e incorporadas al plan las que considere. Este día tendrá que estar presentado el estudio de impacto ambiental, el documento técnico y el resultado de la información pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine