Si no lo leo no lo creo

Una urraca se encapricha con un perro en el parque de Eirís y no lo deja ni a sol ni a sombra

02.06.2016 | 16:21

El amor está en el aire y la primavera la sangre altera. El sol revoluciona los corazones y plantea, con la llegada del calor, amores imposibles. Que se lo digan a una urraca y un perro que se han hecho inseparables en el parque de Eirís. No se sabe muy bien el porqué pero el pájaro no deja ni a sol ni a sombra al otro animal. Además, es urraca de un solo perro, porque ignora completamente al resto de canes del jardín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine