Xunta y Ecoembes prevén rebajar un 15% el precio por tonelada reciclada en Nostián

Negocian mantener la aportación a los concellos mediante inversiones en la planta de reciclaje para conseguir un incremento en la selección de envases superior al actual y compensar los ingresos

13.06.2016 | 10:24
Residuos plásticos acumulados en la planta de Nostián.

Una parte de los residuos que entran en la planta de reciclaje de Nostián se procesa y se vende. Ecoembes es la empresa que gestiona este proceso que, el año pasado, reportó 6,4 millones de euros a las arcas del Concello de A Coruña, el Consorcio As Mariñas y a las de la concesionaria de Nostián, Albada. La Xunta y Ecoembes han llegado a un principio de acuerdo para los próximos cuatro años para rebajar en un 15% el precio que se paga por cada tonelada recuperada aunque con el compromiso de mantener los ingresos de los concellos. Para compensar la pérdida económica, Ecoembes se compromete a realizar mejoras en la planta de tratamiento para que consiga aumentar su productividad y, así, ingresar más por recuperar residuos

La Xunta y Ecoembes, que es la entidad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks y los envases de cartón y papel en toda España, han llegado a un principio de acuerdo para rebajar en un 15% el precio de tonelada recuperada en Nostián, aunque manteniendo el compromiso de que los ayuntamientos que depositan sus residuos en la planta de tratamiento de basuras no verán reducidos sus ingresos.

Esta compensación no es directamente económica, sino que se basa en realizar inversiones en las instalaciones de la planta para mejorar su rendimiento y que consiga recuperar más envases. Y es que, según el sistema que aplica Nostián, cuanto mejor separados lleguen los residuos a la planta, más fácil será su recuperación y, como este material se vende, cuanto más toneladas se produzcan, mayores serán los ingresos.

En 2015, por ejemplo, Ecoembes pagó 6,4 millones de euros por las toneladas recuperadas en Nostián, 2,7 millones de euros los ingresó, en concepto de tratamiento, la concesionaria Albada; 2,18 millones de euros fueron para el Concello de A Coruña; y 1,4 millones de euros para el Consorcio As Mariñas, ambos en concepto de recogida.

En la planta de Nostián se trata -para el plan de Ecoembes- acero, aluminio (las latas de refrescos, por ejemplo), briks, plásticos de diferentes tipos (el duro de las botellas de lejía, el blando de las bolsas del supermercado, el de las botellas de agua y el de los envases) así como papel y cartón. En 2015, se recuperaron, en total, 11 millones de toneladas, sumando todos los tipos de elementos que se procesan para este proyecto. El año anterior, el total fue de diez millones de toneladas y, en 2013, cuando la plantilla estuvo en huelga unos cuatro meses, los resultados anuales se quedaron en 8,44 millones de toneladas. En el primer trimestre de 2016, Nostián rozó los tres millones de toneladas recuperadas.

El nuevo convenio que Xunta y Ecoembes negocian para los próximos cuatro años recoge una rebaja del pago por tonelada recuperada por el incremento generalizado en toda España de los datos de recogida y tratamiento. La evolución en la planta de Nostián, por ejemplo, es ascendente. Ecoembes pagó 2,4 millones de euros a Albada en 2014 y 1,9 millones en 2013 -durante este ejercicio, los trabajadores estuvieron en huelga-. Al Concello, en 2014, le correspondieron 1,9 millones de euros cuando, aproximadamente, en 2013 había cobrado 1,6; y al Consorcio, 1,3 millones en 2014 y 1,1 millones de euros aproximadamente durante el ejercicio anterior.

El convenio colectivo por el que se rigen los trabajadores de la planta contiene, desde la última actualización, una paga de productividad, por la que una parte del salario de los operarios -queda excluido el equipo de dirección- está vinculada a las toneladas recuperadas. De modo que, cuanto mayor sea la aportación de Ecoembes por este concepto, mayor es la asignación que reciben los trabajadores.

A pesar de que la planta de Nostián no es titularidad de la Xunta y mantiene un modelo de tratamiento de los residuos diferente al que se aplica en Sogama, es el Gobierno autonómico el que negocia con Ecoembes. Para el caso de Nostián, se aplica una adenda en el convenio, que es la que rige que se pague a la planta y a los concellos por los conceptos de recogida y tratamiento de la basura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine