Las claves del convenio con Estrella Galicia

Ayuntamiento y empresa revisan el acuerdo firmado por Negreira para ampliar la fábrica de cerveza - El Concello agilizará los trámites y la empresa pagará el nuevo campo de Eirís

23.07.2016 | 17:21
El alcalde y el consejero delegado de Hijos de Rivera, en la fábrica de la empresa, en octubre pasado.

Casi año y medio después de que el popular Carlos Negreira firmara con Hijos de Rivera el convenio urbanístico para la ampliación de la fábrica de Estrella Galicia en A Grela, su sucesor en la Alcaldía, Xulio Ferreiro, de Marea Atlántica, ha revisado con la compañía los términos del acuerdo. Con el nuevo convenio, aprobado ayer por la Junta de Gobierno Local, la empresa asume nuevos compromisos económicos y el Ayuntamiento garantiza mayor agilidad administrativa para que Estrella Galicia pueda desarrollar cuanto antes su proyecto, en el que prevé una inversión de 150 millones de euros y la contratación de doscientos trabajadores para casi duplicar su producción y alcanzar los 400 millones de litros de cerveza al año.

E¿Cuándo comenzaron los trámites para la ampliación? En la documentación del Ayuntamiento no constan las conversaciones previas entre administración y empresa, pero sí que Hijos de Rivera solicitó el 9 de marzo de 2015 que el Gobierno local le indicase si existía la posibilidad de ocupar la parcela contigua a la fábrica, de titularidad municipal y dedicada al campo de fútbol de A Grela 2 y a un área de vehículos, y solicitaba que, en caso afirmativo, se iniciara el procedimiento administrativo necesario para ampliar la factoría. El anterior Gobierno local respondió con extrema celeridad, poco habitual en el departamento de Urbanismo. Al día siguiente ya emitía el informe técnico-jurídico; a los dos días, los dictámenes de los directores de Urbanismo y Alcaldía; a los tres días, el alcalde, Carlos Negreira, resolvía aprobar el protocolo de colaboración con Hijos de Rivera.

E¿Cuándo firmaron el Ayuntamiento e Hijos de Rivera el acuerdo? Nueve días después de que hubiera entrado la solicitud de la compañía en el registro municipal, el alcalde y el consejero delegado de Hijos de Rivera, Ignacio Rivera, rubricaron el acuerdo.

E¿Qué compromisos adquirieron ambas partes? El Ayuntamiento se comprometió en 2015 a iniciar la modificación del Plan General de Ordenación Municipal para recalificar sus 11.324 metros cuadrados de espacio libre público deportivo y equipamiento público a uso industrial-comercial. Una vez que entrara en vigor esa modificación, el Ayuntamiento dispondría de un plazo máximo de seis meses para la venta de la parcela. Por parte de Hijos de Rivera, los compromisos pasaban por participar en la subasta "siempre y cuando" el precio puesto por el Ayuntamiento al terreno se encontrara "dentro del presupuesto que la empresa contempla para la ampliación de sus instalaciones". De resultar adjudicataria, Hijos de Rivera se comprometía a ampliar su fábrica y "a mantener su actividad industrial en el término municipal de A Coruña". Resuelta la puja a su favor, solicitaría las licencias en un plazo no superior a seis meses.

E¿Qué pasos se dieron desde la firma del protocolo? El 24 de marzo, quince días después de que entrase en el Concello la solicitud de la empresa, el Ayuntamiento inició el expediente para modificar el plan general. Pasó un año, con cambio de Gobierno por medio, hasta que lo aprobó la Junta de Gobierno Local. Para compensar las superficies deportivas y libres que se pierden con la ampliación de la fábrica, el Ayuntamiento debió incorporar a la modificación el suelo del campo de fútbol de Eirís y las instalaciones deportivas de la fábrica de armas. El coste de mejora del terreno de juego de Eirís para equipararlo al servicio que presta el de A Grela exige una inversión de 1,39 millones de euros. La Xunta dio luz verde a la recalificación el 3 de junio y eximió al proyecto del trámite de evaluación ambiental.

E¿Qué modifica el nuevo convenio? Ambas partes, "de común acuerdo", corrigen el convenio de 2015 para "concretar los compromisos" de cada una. El Ayuntamiento garantiza mayor celeridad en la tramitación y reduce a la mitad, de seis a tres meses, el plazo máximo para vender la parcela en subasta desde la entrada en vigor del nuevo planeamiento, que debe someterse a aprobación del pleno. La empresa, que tenía libertad para optar o no a la puja en función de la tasación municipal, acepta ahora concurrir a la subasta por un precio de salida de 3,53 millones de euros. Si termina adquiriendo este suelo municipal, aportará los 1,39 millones de euros necesarios para acondicionar el campo de fútbol de Eirís, pagar las expropiaciones para que el terreno de juego tenga las dimensiones reglamentarias y reponer el viario de Eirís. Ratifica su compromiso de mantener su actividad industrial en la ciudad, pero se libera del plazo de seis meses para solicitar las licencias y permisos necesarios para la ampliación. Ese plazo, en todo caso, figurará concretado en las bases de la subasta que convoque el Ayuntamiento.

E¿Qué vigencia tiene el convenio? En su redacción original, el plazo era de veinte meses, con posibilidad de prórrogas. Transcurridos casi 17 meses desde su firma y sin tiempo para modificar el plan y convocar la subasta, el Ayuntamiento e Hijos de Rivera acuerdan ampliar la vigencia del acuerdo a treinta meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine