Fauna y flora protegidas frente al monte San Pedro

El Gobierno local impulsará en pleno la declaración de los islotes frente a O Portiño como Espacio Natural de Interés Local

04.10.2016 | 14:29
Islotes de San Pedro vistos desde el monte del mismo nombre.

Claves

  • ENIL. Es la declaración (Espacio Natural de Interés Local) provisional que tuvo el archipiélago de San Pedro de 2009 a 2011. El Gobierno local quiere recuperarla para defender los valores naturales y ecológicos del lugar
  • Plan de conservación y uso. La declaración conllevará la puesta en marcha de acciones de limpieza, información, fomento de la biodiversidad, erradicación de especies invasores e inventario de flora y fauna
  • Archipiélago. Las islas de San Pedro tienen una superficie de siete hectáreas y un kilómetro de longitud, 12,4 metros de altura, suelo llano y baja vegetación
  • Especies. Solo se ha encontrado una especie de lagartija y ratas comunes. Hay cuarenta especies de aves presentes y catorce variedades de flora
  • Actividad tradicional. Los únicos usos y aprovechamientos permitidos son los preexistentes y de acuerdo con la ley, actividades pesqueras y marisqueras
  • Actividad no tradicional. Cualquier otra actividad humana deberá ser autorizada por el Concello y no se permitirá la introducción de semillas, ejemplares animales, crías o huevos, ni dejar residuos o encender fuego

El archipiélago de San Pedro, las islas e islotes que se encuentran frente a O Portiño, a unos 200 metros de distancia, obtuvo en 2009 la declaración provisional de Espacio Natural de Interés Local (ENIL), una distinción que tuvo una vigencia de dos años y que ahora el Gobierno local quiere convertir en definitiva y acompañarla de un plan de conservación y uso público. Para ello someterá al próximo pleno municipal el acuerdo de la Corporación para iniciar los trámites, de manera que sea después la Consellería de Medio Ambiente el órgano que declare las islas como área ENIL, el primer espacio natural de interés local del Concello, que asumirá su gestión.

El área municipal de Medio Ambiente trabaja ya de hecho, con vistas a poner en práctica las medidas precisas para la conservación de los valores naturales que motivan la declaración, en un plan de conservación que ha sido sometido a informes previos del Ayuntamiento y la Xunta.

El alto valor natural, paisajístico y ecológico de las islas de San Pedro son los argumentos en los que se ha apoyado el actual Gobierno municipal para impulsar la recuperación de su protección, después de que en 2011 la Dirección Xeral de Conservación da Natureza advirtiese sobre la necesidad de revisar el plan de conservación de este espacio natural y modificar su contenido.

El Concello tiene ahora la pretensión de convertir el archipiélago de San Pedro en un permanente enclave protegido en el que conservar sus aspectos naturales más sobresalientes, inventariar la flora, la fauna y los hábitats, sensibilizar sobre sus valores ambientales, evitar la presencia humana y facilitar el desarrollo de actividades científicas.

Como parte de estos objetivos y una vez obtenida la declaración ENIL definitiva, el Gobierno de Marea se plantea adoptar medidas como elaborar planes de limpieza y mantenimiento, de fomento de la biodiversidad, de erradicación de especies exóticas invasoras y de concienciación e información ambiental, sin descartar incluso la instalación de un observatorio para aves en la costa más próxima.

Las islas de San Pedro son varios islotes de naturaleza granítica con una superficie de unas siete hectáreas y una longitud cercana al kilómetros, con una altura máxima de 12,40 metros, terreno llano y vegetación baja. Tiene una especie de anfibio localizada, 40 especies de aves y 14 variedades de vegetación de 11 familias distintas. Cualquier actividad humana prevista requeriría de permiso municipal compatible con los valores de conservación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine