A juicio 4 detenidos por el 091 tras pinchar sus móviles por vender droga en la ciudad

La Fiscalía demanda a la Audiencia que los condene a penas que oscilan entre los dos y los cuatro años y medio de prisión - Tres tienen antecedentes penales

17.10.2016 | 01:54

Los pinchazos telefónicos realizados por la unidad antidroga de la Policía Nacional entre mayo y julio de 2010 propiciaron la detención de cuatro sospechosos de vender cocaína, heroína y hachís en la ciudad. En el domicilio de uno de ellos los agentes decomisaron cocaína y sustancias para cortarla. El precio de venta en el mercado del material incautado ascendería a 33.866 euros. Los cuatro imputados serán juzgados mañana en la Audiencia Provincial de A Coruña. La Fiscalía demanda para ellos condenas que oscilan entre los dos y los cuatro años y medio de prisión, y multas de entre 800 y 90.000 euros

Cuatro sospechosos de traficar con droga en la ciudad se sentarán mañana en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial. Los procesados se enfrentan a penas que oscilan entre los 2 y los 4 años y medio de prisión por cometer un delito contra la salud pública. La Fiscalía, además, demanda al tribunal que les imponga multas de entre 90.000 y 800 euros. Tres de los cuatro imputados tenían antecedentes penales por tráfico de drogas, por lo que el Ministerio público tuvo en cuenta la agravante de reincidencia.

La unidad de la Policía Nacional especializada en sustancias estupefacientes arrestó a los sospechosos tras intervenir sus teléfonos móviles. Los pinchazos fueron autorizados por el Juzgado de Instrucción número 2 de A Coruña a raíz de la detención de un individuo como presunto autor de un delito contra la salud pública. El hombre identificó a la persona que le había suministrado la droga y a su destinataria, por lo que la juez instructora autorizó realizar escuchas telefónicas a los dos sospechosos. La Fiscalía relata en su escrito de calificación que los agentes constataron que "durante los meses de mayo y julio de 2010" los acusados "se dedicaron de manera habitual a la venta de sustancias estupefacientes a terceros en A Coruña".

El investigado que se enfrenta a más pena -cuatro años y medio de prisión y multa de 90.000 euros- suministraba hachís, heroína y cocaína, según el representante del Ministerio público, quien sostiene que adquiría de personas que no han podido ser identificadas "importantes cantidades de cocaína que mezclaba luego con fenacetina, cafeína, lidocaína y procaína a fin de rebajar su pureza e incrementar así su ganancia en el mercado". Los agentes intervinieron en su domicilio cocaína y sustancias destinadas a cortarla, lo que le hubiera permitido poner en el mercado 653 gramos de la sustancia adulterada "con una pureza del 40% y un valor total de 33.866 euros". Los funcionarios también decomisaron en el inmueble una balanza para hacer las mezclas, una libreta con anotaciones y nombres sobre las ventas de droga y 15.800 euros en efectivo. El sospechoso permaneció en prisión provisional y sin fianza cinco meses, hasta el 28 de diciembre de 2010.

En los domicilios de los otros tres procesados los funcionarios de la Policía Nacional intervinieron cannabis y MDMA por valor de 3.190 euros. De la droga y los productos para adulterarla localizadas en los pisos solo la cocaína y el MDMA están incluidos en la lista de sustancias que causan grave daño a la salud, por lo que la pena por traficar con ellas es más alta que por vender hachís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine