Se fue la voz, queda la amiga

Fallece Marina de la Peña Novás, histórica locutora de Radio Nacional de España en A Coruña

15.08.2017 | 02:28
Marina de la Peña, en una imagen de 2001.

No era el de ayer un día especialmente veraniego. Y cuando me llegó la información del fallecimiento de Marina de la Peña Novás, el cielo se tornó definitivamente gris porque se había ido, a leer textos de radio la que fue la "voz" de Radio Nacional de España, Centro Emisor del Noroeste, Marinita de la Peña.

Se ha ido, sí. Y lo ha hecho después de un largo mutis de trece años.

Queda para todos su amistad, su sonrisa, su disposición a hacer en la radio aquello que se estimase oportuno: entrevistas, informativos, transmisiones, programas de todo tipo... Lo que fuese, porque lo suyo fue siempre hacer radio desde que un día comenzó en el teatro radiofónico con Luis Iglesias de Souza, uno de los grandes colaboradores de RNE en Galicia.

He tenido la suerte de trabajar codo a codo con Marina (para mí, en plan de broma, Marina de la Roca, porque rocosa lo fue en sus convicciones) en muchos programas y oportunidades. La conocí cuando, en unión de Emilio Díaz, Marina presentaba el popular Desfile de estrellas. Ella era, sí, una estrella que nunca dudó en descender a la tierra de lo trascendente para contar a la audiencia lo que acontecía en sus aledaños. Y, para mí, la verdadera dimensión de Marina de la Peña -jamás osé llamarla Marinita, como era conocida- la dio en la transmisión que hacíamos desde el aeropuerto de Lavacolla hasta su entrada en la catedral de Santiago del Papa Juan Pablo II, en los estertores del año 1989. Aquí fue donde Marina demostró sus cualidades periodísticas, relatando para el mundo entero este acontecimiento extraordinario.

Entre otros servicios radiofónicos realizados juntos guardo memoria de la entrevista que, al alimón y con Kontxi Gándara y Narciso Torreiro en la realización de la misma, efectuamos al ilustre don Emilio González López en el domicilio de un amigo de este, en Cambre. Estoy seguro que fue la última entrevista que don Emilio concedió a un medio de comunicación. Y Marina, Kontxi, Narciso y yo podíamos habernos quedado en la carretera por un accidente sufrido por la unidad móvil en la que todos nos trasladábamos. No pasó del susto y una fuerte contractura en el cuello para Kontxi. Marina asumió lo ocurrido como uno más de los gajes del oficio y afrontamos la entrevista con toda la naturalidad del mundo. Como si nada hubiese ocurrido.

Hoy, Marina puede saludar en la otra dimensión de la radio a don Emilio, al igual que podrá hacerlo con su admirado García Sabell y tantos y tantos otros personajes a los que tuvo la oportunidad de entrevistar a lo largo de sus casi 40 años de vida radiofónica.

Pontevedresa desde que nació hasta los dos años de su vida, Marina de la Peña Novás fue una significada ciudadana de A Coruña, que alternaba su estancia aquí con otras más breves en su segunda residencia en Sada.

La Radio Nacional de España en Galicia a la que Marina prestó grandes servicios, llora su marcha. Los que con ella compartimos trabajo, también. La radio perdió su voz (a pesar de lo mucho que guarda en sus archivos), pero nosotros nos quedamos con su sonrisa, su amistad y los momentos que, juntos, hemos vivido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine