La labor oculta tras los buses al centro

El Gobierno local advierte de que la ausencia de problemas en la llegada del transporte metropolitano al casco urbano es consecuencia de sus exigencias a la Xunta sobre este plan

08.11.2017 | 12:15
La labor oculta tras los buses al centro

"Salió todo bien pero hubo mucho trabajo por detrás", explica el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz, sobre el inicio del plan de la Xunta mediante el que los primeros buses metropolitanos llegan al centro de A Coruña. "Hubo muchos meses de trabajo para que el plan cambiase y se adaptase a las propuestas del Concello", destaca el edil, quien recuerda que la Consellería de Infraestruturas pretendía que las 42 líneas entrasen al mismo tiempo y además en coincidencia con el inicio del curso escolar, lo que el Gobierno local consideraba inadecuado.

Díaz resalta también que su departamento exigió a la Xunta que estuvieran disponibles datos sobre el tiempo en el que los buses metropolitanos realizan su recorrido y el tiempo de estancia en cada parada para saber si con su entrada en la ciudad se produce alguna afección al transporte urbano y de qué tipo, ya que entre la plaza de Ourense y Entrejardines pasan nueve líneas de la Compañía de Tranvías. El concejal detalla además que en el primer día de llegada de estos buses, la sala de control de tráfico de la Policía Local coordinó su paso por el cruce de la plaza de Ourense para facilitar su tránsito en los momentos más complicados.

"No vamos a permitir que cualquier problema que surja nos provoque un problema de gestión", advierte Díaz sobre el funcionamiento del plan, en el que el Concello consiguió que se crease una comisión de seguimiento que examinará si este proceso afecta al tráfico y al funcionamiento del transporte público urbano. El próximo día 20 se realizará la primera reunión de esa comisión, de la que pone de relieve que "tiene potestad para paralizar cada fase del plan e incluso dar marcha atrás".

Frente a la explicación aportada el pasado lunes por la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, de que las líneas procedentes de Arteixo y A Laracha no llegan aún al centro porque se está instalando en esos buses el sistema de ayuda a la explotación reclamado por el Concello, el concejal confirma que efectuó esa petición pero asegura que no se le notificó que se aceptaba. El hecho de que se esté incorporando ese sistema revela, en su opinión, que esas líneas "no estaban preparadas" para entrar en la ciudad.

Tanto Díaz como el propio alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, se felicitaron por la llegada los buses de la comarca al centro. "Dijimos que los buses entrarían cuando todo estuviese preparado y así fue. Solo hubo algunos desajustes de poca importancia que fueron resueltos en tiempo récord", manifestó el regidor, quien deseó que continúe "la normalidad" para empezar a planificar la entrada de las líneas de buses que proceden de Arteixo, aunque descartó "las prisas" porque a su entender "aseguran el resultado contrario".

Ferreiro recordó que tanto él como sus colegas del área metropolitana reclaman a la Xunta la creación de una red de transporte coordinada en estos municipios, lo que pretenden exponer a la conselleira de Infraestruturas en la reunión que le han solicitado y que Ethel Vázquez se comprometió a realizar. El alcalde señaló que el objetivo es que la futura entidad que gestione el área metropolitana coordine el funcionamiento de los buses interurbanos y los urbanos con el fin de "mejorar la vida" de los vecinos.

"No creo que haya habido un cambio significativo por el momento", señala el director de la Compañía de Tranvías, Ignacio Prada, para quien es "muy pronto" para analizar el impacto de la entrada a la ciudad de los buses interurbanos. "Hay que esperar a la evolución en el resto de los días y en navidades", explica Prada, que recuerda que solo entraron 12 líneas de las 42 líneas previstas.

Tranvías puede conocer cuántos viajeros llegaron al centro por el descenso de los transbordos efectuados en sus buses, sobre lo que menciona que "se han reducido muy poquito", lo que según él "corrobora que el plan solo beneficia a entre un 10% y un 20% de los usuarios". "No creo que vaya a mejorar el servicio interurbano ni aumentar el número de viajeros", advierte, ya que la mayoría de los usuarios de la comarca van a tener que seguir transbordando a los buses urbanos, como sucede con los universitarios, el colectivo que más recurre a este sistema.

Prada duda que el plan de la Xunta consiga su objetivo de reducir el tráfico y aumentar los viajeros metropolitanos, a lo que añade que las empresas han hecho inversiones para alargar sus líneas que podían haber sido aprovechadas para crear un intercambiador fuera del centro que mejorase las frecuencias del bus urbano.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine