La gran fiesta de la pequeña pantalla Los galardones

'Juego de tronos', un triunfo sin 'spoiler'

La serie más laureada de la historia gana otros doce premios y la comedia 'Veep' vence de nuevo en una edición marcada por la diversidad racial y sexual

20.09.2016 | 02:09
Creadores e intérpretes de ´Juego de tronos´ hacen la foto de familia con sus premios.
Creadores e intérpretes de ´Juego de tronos´ hacen la foto de familia con sus premios.

La temporada de Juego de tronos marcada a fuego por el spoiler más famoso de la historia de la televisión (¡Jon Nieve resucita!) se llevó 12 premios Emmy. Que levante la mano quien esperase un final distinto.

¿Se acuerdan de Frasier? Era una serie genial que reinó en el mundo del humor de 1993 a 2004. Su protagonista era un psiquiatra que soltaba citas en cada episodio que sus fans aún recuerdan, tipo "¿cómo vamos a usar el sexo para conseguir lo que queremos si lo que queremos es sexo?".

Frasier era la serie más laureada de la historia hasta ahora. Juego de tronos la ha derrocado en la 68º. edición al ponerse doce medallas más. En total, 38 estatuillas en seis temporadas. Por segundo año consecutivo, la joya de la corona de HBO reinó sin grandes adversarios.

La gala, sin embargo, no fue un desfile permanente de Juego de tronos por el escenario porque "solo" recogió tres (mejor drama, mejor dirección para Miguel Sapochnik y mejor guión para David Benioff y D. B. Weiss). Los nueve anteriores de categorías técnicas ya se habían entregado en los Creative Arts Emmy. Sin embargo, no todo es felicidad, ya que el reparto nominado se ha ido de vacío (Maisie Williams, Emilia Clarke, Lena Headey, Peter Dinklage y Kit Harrington). Le queda aún una batalla por ganar: superar a Saturday Night Live como el programa más galardonado en cualquier categoría, con la friolera de 48 premios.

Ya se ha convertido en rutina ver a Julia Louis-Dreyfus en el escenario. La protagonista de la aguda sátira política Veep alzó su quinto Emmy consecutivo, y ya lleva ocho. La serie fue elegida como mejor comedia: doblete de HBO, la cadena Midas.

Tampoco fue una sorpresa la gran noche de American Crime Story: The People v. O. J. Simpson, que se llevó en su categoría nueve premios, entre ellos a la mejor miniserie, al mejor actor y la mejor actriz (Courtney B. Vance y Sarah Paulson), y al mejor actor secundario (Sterling K. Brown). John Travolta estaba feliz por la parte de la tarta que le correspondía como productor, aunque no sospechaba que también ganaría en los memes de las redes sociales por su deslumbrante peluquín.

The people... fue la vencedora moral porque, al margen de los nueve galardones, marcó las distancias de los Emmy con los Óscar a la hora de recoger la diversidad racial y sexual de Estados Unidos siendo espectáculo, sí, pero al mismo tiempo espejo de una realidad social ante la que no se pueden cerrar los ojos.

"En Hollywood lo único que valoramos más que la diversidad es felicitarnos a nosotros mismos sobre cuánto valoramos la diversidad", dijo el presentador Jimmy Kimmel. "Los Emmy son tan diversos este año que los Óscar están diciendo por ahí que somos uno de sus amigos más cercanos". Toma zasca.

La comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) se vio representada por la brillantísima Transparent, en la que un inmenso Jeffrey Tambor ganó con toda justicia el Emmy al mejor intérprete cómico. La vencedora como mejor actriz de serie dramática, Tatiana Maslany (Orphan Black), se mostró feliz por estar en un título en el que las mujeres "están en el centro". "Hay que derribar el patriarcado", reivindicó la creadora de Transparent, Jill Soloway.

Y Rami Malek, protagonista de Mr. Robot y elegido mejor actor dramático, recordó que proviene de una humilde familia de inmigrantes de origen egipcio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine