27 de marzo de 2010
27.03.2010

Una Semana Santa con final feliz

Las procesiones comenzaron ayer con la Virgen refugiada en un garaje y terminarán el domingo de Resurrección con un nuevo paso

27.03.2010 | 02:32
Un cofrade, de bajos cruzados, espera a que pare de llover para continuar con la procesión. / fran martínez

Ya no se acabará con la procesión de Os Caladiños; la Semana Santa de A Coruña ha anexionado un capítulo más a su serie de procesiones y cuenta ahora con un final feliz; con la imagen de Cristo Resucitado. Saldrá el domingo de la iglesia de la Orden Tercera y se encontrará con una imagen de su madre, en la plazuela de los Ángeles. La Virgen de los Dolores inauguró ayer la Semana Santa

La Semana Santa coruñesa escenificará este año todos los capítulos de la pasión de Cristo y es que, por primera vez, saldrá a la calle la imagen de Jesús Resucitado, la nueva adquisición de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro, que tiene su sede en el templo de la Venerable Orden Tercera. Consiguen, de este modo, los fieles asistir al final feliz de la Pascua, que acaba con la resurrección del hijo de Dios y no con la imagen de la Virgen de la Soledad, seguida de devotos en silencio; donde hasta este año se había quedado la Semana Santa coruñesa.

La procesión de la Virgen de los Dolores inauguró ayer los actos religiosos que, hasta el domingo 4 de abril, se celebrarán en la ciudad. La lluvia respetó su salida de San Nicolás, pero poco después, en su camino por San Andrés, los costaleros tuvieron que refugiar a la imagen religiosa en el pasadizo que da a la calle de la Estrella.

No será hasta mañana, Domingo de Ramos, cuando vuelvan a salir las procesiones a la calle, si la lluvia lo permite. Dice Salvador Peña, el organizador de las procesiones de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro que, a pesar de que A Coruña no es una ciudad que destaque por su tradición procesional, ha conseguido pasar de organizar cuatro desfiles a doce en tan sólo ocho años y de tener "dos cofradías y media, casi tres; a las cinco actuales".

Su intención es que esta práctica de llevar las imágenes a la calle para que los fieles las acompañen con sus velas y sus penitencias particulares, se incremente con el paso de los años y es por ello que ha sumado una talla más al calendario de ruta de la Semana Santa, coruñesa. "Todas las cofradías nos apoyan en esto", aseguró Salvador Peña y comentó que el Cristo Resucitado protagonizará un encuentro con la imagen de Nuestra Señora de la Paz en la plazuela de los Ángeles, donde una coral interpretará el Regina Caeli, que es el tema que sustituye al Angelus durante la Pascua y con el que se pondrá punto final a los actos religiosos de la ciudad.

El concejal de Fiestas, Carlos González-Garcés -que será distinguido como cofrade de honor de la Orden Tercera-, apeló ayer, a la curiosidad de los coruñeses para que asistan a las procesiones, si no consiguen hacerlo por motivos religiosos, y destacó la labor de los que, "con su esfuerzo", trabajan durante todo el año para que las imágenes puedan estar en contacto con la ciudad, al menos durante una semana al año. El Ayuntamiento ha editado unos folletos con toda la información sobre las procesiones, disponibles en los centros cívicos y en los puntos de información turística.

Serán 22 las imágenes que procesionarán por las calles de la ciudad, la mayoría lo harán por las de la zona vieja; pero otras, como la de la Borriquilla, -que saldrá mañana, a las 11.00 horas, del templo de los padres capuchinos- lo hará por las de El Ensanche; y la de Nuestra Señora de las Angustias -porteada por la cofradía más joven de la ciudad, con apenas tres años- saldrá de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Novoa Santos, que recorrerá la zona en el Viernes Santo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es