04 de diciembre de 2011
04.12.2011
Los debates de La Opinión

Vecinos y conductores de autobuses dudan de la viabilidad del carril especial

Usuarios del transporte público y trabajadores de la Compañía de Tranvías se muestran reacios a la implantación del sistema, mientras que el director de Movilidad destaca que los técnicos concluyeron que mejorará el tráfico

06.12.2011 | 14:33
José Puñal y Germán Lago, durante uno de los momentos de la charla. / juan varela

Un representante vecinal y un portavoz de los trabajadores de la Compañía de Tranvías debaten con el director de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Germán Lago, sobre la implantación del sistema de Vía Prioritaria Vigilada en sustitución del carril bus. El proyecto, que comenzará a funcionar este mes, incluye la instalación de cámaras de vigilancia para registrar infracciones y un sistema de parking exprés para evitar la doble fila.

G. Lago: Hemos visto una serie de problemas que ha generado el carril bus y hemos estudiamos soluciones distintas que se están aplicando en distintas ciudades, tanto de España como de Europa. Hemos aglutinado una serie de sistemas que están funcionando en diferentes sitios para intentar dar una solución que permita compartir la vía, tanto por autobuses, turismos y camiones, como recuperar plazas de aparcamiento mediante un sistema de rotación. Todo ello con un sistema de nuevas tecnologías que nos permita garantizar su funcionamiento. Tampoco voy a negar que es un sistema nuevo y que cada vez que uno experimenta algo tiene posibilidades de acertar más o acertar menos. Cuando Colón partió rumbo a América nadie daba dos duros por él.

J. Puñal: Nosotros hemos sido unos grandes defensores del carril bus en su formato actual, tal y como está ahora, con separadores de vía. Hasta ahora no ha quedado demostrado que el resto de sistemas funcionen. El carril bus se ha notado, ha sido muy eficaz, y ello se ha transmitido en que ha aumentado la satisfacción de los usuarios. Ahora vamos a ser optimistas, no digo que el nuevo sistema no funcione, pero cambiar un sistema que funciona perfectamente por algo experimental crea dudas.

R. Mañana: Yo ya voy a ser más atrevido y voy a decir que no funciona. En principio lo que tienen que hacer los políticos y la policía es coordinar el bus con el tráfico actual. No se ha evitado la doble fila, que aparquen en el sitio reservado para autobuses, lo que genera un gran riesgo para los usuarios. Ni la Policía Local ni los que gobiernan hacen nada para evitarlo. Eso pone en riesgo la seguridad. De momento no se ha demostrado que eso no se vaya a dar y ya se quiere hacer un proyecto antes de solucionar eso. No soy partidario de que se haga ninguna prueba. Es esencial un carril bus sin riesgo. Yo lo ampliaría a todas las zonas que se pueda de A Coruña. Nos están intentando engañar y tomar el pelo con estos temas cuando no han solucionado ni los problemas actuales.

G. Lago: ¿Usted cree que los ingleses son imbéciles? Solo en Londres hay 300 cruces con prioridad bus. Le puedo enseñar los estudios técnicos del plan de Movilidad Urbana que determina que Federico Tapia y Francisco Mariño no tienen la necesidad de ocupación de vía restringida. En San Andrés sí que la pone, pero en dirección contraria. Los estudios técnicos, tanto del RACC como de Movilidad Urbana, dicen que no es rentable reservar una plataforma única cuando tiene una ocupación media. Esto no se trata de un invento. Esto ha llevado un trabajo, no mío, de una serie de técnicos municipales que saben hacer su trabajo, que han estudiado todo tramo por tramo.

R. Mañana: El estudio que se hace es el que le interesa a uno.

G. Lago: ¿Me está diciendo que los técnicos municipales son partidistas? Porque me levanto y me voy. Si usted está partiendo de la base de que un técnico municipal es un señor partidista que hace el informe que él quiera, me voy. La presunción de inocencia existe en este país. Una cosa es debatir y otra es salir partiendo de que no se hace nada, de que es tendencioso y de que se pone en riesgo la seguridad. Yo soy partidario de hablarlo, pero no de empezar de esta manera.

R. Mañana: Lo tomaste así, yo no quería decir eso.

G. Lago: Tomadura de pelo, ¿qué significa? Que yo te estoy vendiendo algo que no es cierto. Esto no es una tomadura de pelo. Ha costado dos o tres meses de trabajo de una serie de técnicos municipales, que son profesionales. Como todo profesional y ser humano, se pueden equivocar. Y yo me puedo equivocar. No voy a decir que esto va a ser la panacea ni que seguro que va a salir funcionando de maravilla, pero sí que es lo mejor que hemos visto. Y lo hemos contrastado, tanto en España como en Europa. La red semafórica sabe, por un sistema parecido a un navegador GPS, dónde está el autobús. El sistema le dice: el autobús va retrasado cuatro minutos, y le da prioridad de paso.

J. Puñal: La prioridad bus está funcionando en algunos puntos.

G. Lago: El sistema tiene que instalarse en puntos seguidos y ahora el problema que tiene es que está implantado en puntos sueltos, en la ronda de Nelle y en Os Castros.

J. Puñal: Nosotros tenemos dudas de que al forzar los ciclos semafóricos las calles colindantes sufran perjuicios.

G. Lago: El sistema semafórico te da una prioridad, pero al estar montado en ocho cruces te va recuperando el tiempo en toda la secuencia.

J. Puñal: Estoy seguro de que en la calle de Menéndez Pelayo vais a tener muchísimos problemas si le forzáis el ciclo semafórico.

G. Lago: El ciclo semafórico se forzará en lo que es la secuencia de la línea, pero está cruzado con el volumen de tráfico de las calles perpendiculares. Se diseña para la vía con el ciclo de las vías perpendiculares.

R. Mañana: ¿Se sabe el tráfico que pasa en cada momento por cada vía?

G. Lago: Hay un estudio del tráfico tanto en vertical como en horizontal. El diseño de los tiempos es configurable. El sistema de videovigilancia es para evitar las paradas indebidas en zonas de aparcamiento de autobús o en zonas de doble fila. La cámara detecta que se ocupa y la puedo configurar. Mire usted, entre las 22.00 y las 08.00 horas le permito que pare diez minutos, pero después de esas horas, si para algún vehículo, le salta una alerta a la sala de pantallas y le sale la imagen, porque igual es una ambulancia que está dejando a una señora. Si es un vehículo, una segunda cámara me saca la foto para la denuncia y se avisa a la policía.

R. Mañana: ¿Cuánto tarda en llegar la policía allí?

G. Lago: El tiempo de llegada de la policía en esta ciudad en horario diurno está entre tres y cinco minutos.

R. Mañana: Digo en hora punta.

G. Lago: Para eso tenemos las motos. Una de las cosas que estamos potenciando son las unidades de motos porque una ciudad como A Coruña, que es como un embudo, lo que llega rápido a las urgencias son las motos.

R. Mañana: Es que si no llegan no vale de nada el sistema.

G. Lago: Todo eso va coordinado con apoyo extra de Policía Local. Al ciudadano, los primeros días, las primeras semanas, lo que haremos será informarle. Los primeros días que haya una señalización nueva habrá refuerzos de patrullas para dar seguridad y garantizarla. El ciudadano se tiene que ir acostumbrando a la dinámica.

R. Mañana: O acostumbrando mal, que también los hay.

G. Lago: Acostumbrarse mal es difícil porque le costará lo que le cueste llevarse el coche del depósito de la grúa. La idea es informar primero, pero si con informar no sirve, tenemos que aplicar la otra parte de la policía, que es la que menos nos gusta, que es la represiva. A veces no nos queda más remedio que avisar, avisar, intentar, intentar, y, después, llegar y cobrar. Vamos a informar, se ha diseñado una campaña para medios de comunicación y va a haber policía a pie de calle.

J. Puñal: Estamos a la expectativa para ver si funciona. Tenemos dudas en el aparcamiento, casi preferíamos que fuese un aparcamiento de todo el día que no de rotación. Que no tuviésemos que tener coches constantemente en movimiento. Todos los autobuses se van a encontrar a alguien aparcando.

G. Lago: El aparcamiento exprés es una derivación del de la zona de mercados, donde se permite aparcar una hora.

J. Puñal: Es que solo quince minutos....

G. Lago: Van a ser veinte minutos. La doble fila en esta ciudad es una doble fila ocasional, de "cinco minutitos", que al final nunca son cinco.

J. Puñal: ¿Va a ser con ticket?

G. Lago: Sí, es la misma tarifa. Hemos puesto veinte minutos porque es para ese tipo de problemas de "voy un momento a un comercio o a un recado". Para ir de compras hay que aparcar en la zona azul.

R. Mañana: Pero hay gente que aparca todo el día, cambia el ticket y no hay problema ninguno.

G. Lago: Hay un proyecto a más largo plazo que está en funcionamiento en Santander, que es instalar sensores en las vías públicas. El sensor se activa cuando llega el coche y si el máximo es de dos horas y si sigue el coche allí, manda un aviso. Lo que necesita esta ciudad es agilidad, es rotar. La previsión es que el año que viene vamos a disponer de unos fondos para nuevas tecnologías y la idea es aplicarle sensores a la zona de aparcamiento exprés. De trescientas y pico plazas, cincuenta van a ser de aparcamiento exprés. Una de cada siete, tampoco son muchas. Son unas poquitas en cada manzana, sobre todo en manzanas donde hay mucho comercio como puede ser el entorno de la plaza de Galicia o la plaza de Vigo.

R. Mañana: ¿No vais a poner ninguna delante de los centros de salud?

G. Lago: Sí, hay cinco delante del centro de salud de principio Federico Tapia. Por los estudios que hemos hecho de tráfico hay 14 tramos que son los que concentran el 80% de la circulación de vehículos de toda la ciudad. Si nosotros conseguimos mantener libres esos 14 tramos, que estén mejor de lo que están, estamos haciendo algo sobre el 80% de los vehículos que se mueven en la ciudad. Un coche parado en doble fila cinco minutos incordia no menos de 50 o 60 vehículos.

R. Mañana: Hay zonas que están bloqueadas. En Capitán Juan Varela los autobuses no pueden girar.

G. Lago: El tramo de Federico Tapia, Francisco Mariño y San Andrés pretende ser una experiencia piloto. Si me funciona la prioridad y el sistema de vigilancia y todo lo demás, lo puedo aplicar en más vías. Es un proyecto para poner en más sitios.

J. Puñal: Yo también tengo dudas sobre los dos carriles en Federico Tapia. El espacio físico es muy estrecho. No son dos carriles reales. Antes del carril bus había un bloqueo. Eso ya lo vivimos. Realmente quien estropeaba el tráfico en Federico Tapia era el autobús cuando no pasaba.

G. Lago: Federico Tapia, según los estudios que realizamos, no es una vía de alta capacidad de tráfico, no es una vía que mueva mucho tráfico. Los carriles exclusivos recomiendan ponerlos en vías de alta densidad de tráfico. Los estudios de movilidad recomiendan el carril bus, por ejemplo, en Juan Flórez e incluso en Alfonso Molina.

J. Puñal: Nosotros tenemos un sistema que funciona bien para los usuarios. Se cumplen las frecuencias y hay un grado de satisfacción importante. Ahora se va a cambiar por algo que desconocemos, que desconoce el usuario, que también tiene sus dudas. Se decide quitar, y a nosotros, evidentemente, nos empeora el trabajo porque las quejas van a ser mayores.

G. Lago: Las quejas, si las hay. Igual no las hay.

J. Puñal: La duda está ahí.

G. Lago: Hay quejas preventivas. Hay quejas porque no sé cómo funciona. Pero hay que esperar a ver si funciona para quejarse. Si es por las quejas dejo las quejas que hay, dejo todo como está y procuro no mejorar. ¿Para qué me voy a arriesgar a mejorar si me arriesgo a tener más quejas? Hay que ser optimista.

R. Mañana: O te arriesgas a empeorar. No se sabe. Es algo que está en el aire.

G. Lago: Es un proyecto. Yo lo he enviado a la Unión Nacional de Jefes de Policía Local de toda España y lo han seleccionado como candidato para los premios nacionales de seguridad vial. No sé, algo le habrán visto. Y son técnicos, no son políticos.

J. Puñal: Ojalá el día de mañana os pueda felicitar, pero tenemos muchas dudas.

R. Mañana: Estoy totalmente en desacuerdo de probarlo en calles en las que funciona el carril bus. Es arriesgarse a bloquear el transporte público de la ciudad.

G. Lago: Hay dos opciones, probarlo en las calles fáciles, pero eso no me asegura que valga para las difíciles, o probarlo en las difíciles, y encima en Navidad. Te puedo asegurar que si funciona, lo puedo extrapolar a otras vías de la ciudad.

R. Mañana: Y si el nuevo sistema no funciona, ¿lo vais a cambiar?

G. Lago: Si no funciona, no tengo ningún inconveniente en decir que nos hemos equivocado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Ecommerce Tour A Coruña vuelve con las últimas novedades

La jornada, que tendrá lugar el próximo jueves, 14 de noviembre en PALEXCO, prestará este año especial atención al mercado de la moda en Galicia



Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es