07 de agosto de 2017
07.08.2017

El 40% de la basura que depositan los vecinos en los contenedores amarillos es orgánica

La media de residuos dejados en el depósito que no le corresponde se duplicó en tres años - La mejora en la recuperación de envases permitió al Concello ingresar 300.000 euros el año pasado

07.08.2017 | 10:41
Contenedores de basura inorgánica y orgánica en una calle céntrica.

Claves

  • Separación deficiente. La media de residuos orgánicos que deberían depositarse en contenedores verdes para que se dejaron en los de basura inorgánica en 2016 fue del 39,5%
  • Basura orgánica. Los residuos orgánicos dejados en contenedores reservados para ellos suponen un 79,5% del total recogido. Se recogieron 17.000 toneladas de esta materia en 2016
  • Envases recuperados. Mejoró la recuperación de envases plásticos y metálicos, de vidrio y papel y cartón, lo que supuso para el Concello unos ingresos de 300.000 euros

Los coruñeses, pese a la difusión de campañas municipales, no separan en origen su basura de la manera idónea. El año pasado se depositaron en contenedores reservados para latas, tetrabricks y envases plásticos, es decir materia inorgánica, casi un 40% de basura orgánica, restos de comida principalmente que deberían dejarse en los contenedores de color verde. La tendencia se volvió a repetir en 2016, aunque en tres años se duplicó la media de residuos orgánicos que aparecen en depósitos para basura inorgánica. Este comportamiento aparece recogido en la Memoria de Gestión Municipal del año pasado, que refleja que el Ayuntamiento ingresó 300.000 euros gracias a una mejora en la recuperación de envases

La separación en origen de residuos en los contenedores urbanos de materia orgánica e inorgánica continúa siendo una asignatura pendiente para los coruñeses, a tenor de los datos que recoge la Memoria de Gestión Municipal del pasado año. La media de materia orgánica que debería dejarse en los contenedores verdes pero que se deposita en los de residuos inorgánicos, con tapaderas de color amarillo, alcanzó en 2016 un porcentaje del 39,5%, casi el mismo que el año anterior. La tendencia, que con los últimos datos se estabiliza pese a la difusión de campañas de comunicación municipales, como No seu sitio, es creciente desde 2013, ya que aquel año la proporción fue del 20% y al siguiente, del 34,1%.

La materia orgánica (restos de alimentos) recogida el año pasado procedente de los hogares y negocios coruñeses llegó a las 17.000 toneladas, muy poco por debajo que en 2015, mientras que los residuos inorgánicos (latas, envases de plástico, tetrabricks), a las 68.000 toneladas, también algo menos que en el año anterior, según la memoria del área de Medio Ambiente. La basura orgánica depositada en los contenedores reservados para ella supone un 79,5% del total recogido, prácticamente como hace un año.

La gestora de la planta de tratamiento de residuos de Nostián, Albada, había alegado en un recurso judicial que los coruñeses hacían una mala separación de residuos para justificar un incremento de gastos en su actividad, aunque la sentencia de un juzgado de lo contencioso-administrativo rechazó ese argumento. La empresa reclamaba 32,5 millones de euros al Concello, pero el juez estimó parcialmente el recurso y rebajó la compensación a 4,6 millones.

La Memoria de Gestión resalta en las conclusiones del departamento medioambiental que donde se mejoraron los ratios en 2016 fue en la recuperación de envases, hasta alcanzar el 15,2% y una media del 15% anual en los últimos cinco años que es superior a las medias gallega y nacional. Los ingresos por el reciclaje de envases supusieron para el Concello el ingreso de 300.000 euros derivados del convenio con Ecoembes, aunque el año pasado la Xunta acordó con esta sociedad que agrupa a las empresas envasadoras españolas la reducción en un 15% del precio que paga al Ayuntamiento por la recuperación de estos residuos en la planta de Nostián. Los ingresos habían sido mucho más elevados en 2014, de 2,33 millones.

Nostián registró el año pasado 106.643 toneladas de residuos urbanos solo procedentes del municipio coruñés (otras 75.122 toneladas procedieron de los concellos del Consorcio que llevan su basura a la planta coruñesa). La instalación recibió más envases por habitante que en los dos años anteriores procedentes de otros contenedores: 15,27 kilos per cápita de vidrio, 26,8 de papel y cartón, 27,43 de envases de cartón, 17,83 de envases plásticos y 5,46 kilos de envases metálicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine