30 de septiembre de 2018
30.09.2018
La Opinión de A Coruña
Repaso al turismo en la ciudad

Hacia un destino atractivo e internacional

La ciudad recibe menos viajeros este verano que el año pasado pero consigue que se queden más tiempo al apostar por un turismo gastronómico y de calidad con especial protagonismo del viajero extranjero

30.09.2018 | 01:01
Una guía turística autorizada muestra la plaza de María Pita a viajeros.

La ciudad ha recibido en agosto más de 50.000 viajeros, 10.000 menos que el mismo mes del año pasado. Las cifras, lejos de preocupar a los expertos en turismo, les animan a seguir trabajando en reforzar un destino atractivo por su gastronomía, con especial interés en el turismo internacional, cuyo gasto tiende a ser mayor que el nacional. Además, las estadísticas del año pasado eran de "récord" por lo que, según alega el concejal de Turismo, Alberto Lema, lo normal "era bajar". Lo positivo de este 2018 es que la estancia media ha crecido, hasta los 2,6 días, lo que significa que los turistas prefieren quedarse más tiempo en una ciudad que ya supera en este aspecto a algunas de sus competidoras, como Gijón, Oviedo y Bilbao

Más de 50.000 turistas eligieron A Coruña como destino el pasado agosto. Son casi 10.000 menos que el año pasado durante el mismo mes. Una cifra que podría parecer preocupante, pero expertos en turismo apuntan que es la tendencia que se ha registrado en todo el país. Hay otro dato que se debe tener en cuenta y que aporta el toque positivo: la estancia media ha aumentado. En solo dos años, se ha pasado de 2,29 a 2,6 días, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). "Lo que demuestra el atractivo de la ciudad. La gente se quiere quedar aquí más tiempo", confirma el concejal de Turismo, Alberto Lema.

Teniendo en cuenta los últimos tres años, a Lema no le preocupa la disminución de viajeros que eligen la ciudad para sus vacaciones. "Veníamos de tres años muy buenos con alzas muy importantes. Estábamos en una situación muy buena de la que era normal bajar", revela el edil. Opina lo mismo el presidente de la asociación empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Rafael Benito. "Tuvimos un 2017 de récord así que el cambio es poco significativo", apunta. Sí reconoce que "julio fue un mes malo", sobre todo "por el tiempo", añade, pero en agosto "mejoraron las cifras".

Esta situación apenas ha perjudicado al sector hotelero, que mantiene los precios medios por habitación, al tener en cuenta que la estancia media ha aumentado. Con respecto al año pasado también ha cambiado el número de establecimientos, de 66 a los 61 disponibles en 2018. Esto también hace que baje el número de habitaciones -de 2.840 a 2.676- así como las plazas -de 5226 a 4891-. "La rentabilidad no ha caído tanto", explica Benito. Que los turistas quieran alargar su paso por la ciudad tiene un impacto "muy positivo". Así lo explica el director del análisis Turístico Global de A Coruña en 2017, José Pablo Abeal, que actualmente colabora con la Escuela de Turismo. "Hay una barrera de estancia media en Galicia que A Coruña ha superado. Santiago o Vigo, por ejemplo, continúan por debajo de dos mientras que la ciudad en agosto registró un 2,6", detalla, y añade que esto también influye en el "gasto medio" que "es la clave" del turismo. En este aspecto, A Coruña también supera a ciudades "con las que compite" como son Oviedo, Gijón o Bilbao.

El objetivo, según marca el Plan Estratégico de Turismo, es seguir en esta línea aunque es importante que crezca el número de viajeros. Para conseguirlo, A Coruña debe fijar como objetivo "el turismo internacional", según el concejal. "En el análisis que hizo Iñaki Gaztelumendi -quien elaboró el Plan de Turismo-, se detectaba como principal debilidad la dependencia al turismo nacional. Ahora tenemos que crecer en el campo del turismo internacional y tenemos enganches potentes, como Inglaterra, no solo por el Camino Inglés sino por las conexiones aéreas", explica Alberto Lema.

El presidente de Hospeco también considera que esa es la clave para "mejorar la rentabilidad". "Es posible que el 80% de ocupación no se supere así que hay que pensar otras fórmulas, como apostar por un turismo de calidad, y eso lo encontramos en el extranjero", defiende. Se trata de un "viajero más agradecido" y con un "gasto medio mayor". Sin embargo, no hay que dejar de lado al turista nacional. "Es como la gallina de los huevos de oro, un turismo afianzado. Hay incluso quienes viven en Madrid, por ejemplo, y durante el verano vuelvan a sus raíces, en A Coruña, para pasar aquí sus vacaciones", revela José Pablo Abeal.

Para seguir en esa "senda positiva" en los estudios de la estancia media, la ciudad debe ampliar su oferta con actividades culturales, como conciertos, o actividades. El concejal de Turismo le da una importancia extra a las experiencias gastronómicas. "Ahora pasamos del turismo patrimonial al turismo experiencial. Tenemos que ser una referencia como destino gastronómico, como lo es Donosti, aunque este es para bolsillos de alta capacidad. Estamos en un momento en el que en A Coruña aparece una cantera de cocineros que tiene voluntad de protagonismo, que quiere explotar la materia prima", comenta Lema, que aporta que la ciudad debe "especializarse en una cocina innovadora" para atraer más visitantes.

Para Rafael Benito no solo la gastronomía sino también "el paisaje y la cultura" tienen un hueco importante en la oferta turística de la ciudad. "Hay que renovarse", insiste.

Una serie de iniciativas que puede hacer que los viajeros incluyan A Coruña en sus agendas. Siempre diferenciando entre turistas y excursionistas. "Hay que tenerlo claro y no es que uno sea mejor que otro, son perfiles diferentes. El turista pernocta y el excursionista solo está de paso", aclara Abeal.

El camino a seguir, por lo menos hasta 2020, está marcado por un Plan Estratégico de Turismo que apuesta por no intentar abarcar todo, sino decidir qué aspectos detectar. El patrimonio y la gastronomía están a la cabeza. "El objetivo de este plan es buscar el aumento tanto del número de turistas como de su gasto. Implica, además, otros trabajos de cultura o movilidad", declara Alberto Lema.

El exprofesor de la Escuela de Turismo y director del análisis Turístico Global de A Coruña en 2017 manifiesta que los resultados no se podrán ver hasta "dentro de dos o tres años". "Las cifras dependen de temas que no son controlables por lo que hay que analizarlas dentro del contexto cuando pase el tiempo. Ahí se verán los frutos", concluye José Pablo Abeal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es