06 de noviembre de 2018
06.11.2018
La Opinión de A Coruña

La militancia socialista avala a los cuatro aspirantes a ser el candidato a la Alcaldía

Rafael Arangüena, Inés Rey y Juan Ignacio Borrego no descartan alcanzar acuerdos entre ellos en la campaña para hacer frente al portavoz municipal, José Manuel García

06.11.2018 | 01:53

Las segundas elecciones primarias que llevará a cabo el PSOE de A Coruña para seleccionar a su candidato a la Alcaldía doblarán el número de participantes con respecto a las realizadas hace cuatro años, ya que, frente a los dos aspirantes de entonces, los cuatro militantes que anunciaron su intención de competir consiguieron reunir ayer los avales necesarios. Tanto José Manuel García, el actual portavoz municipal del partido, como Inés Rey, Rafael Arangüena y Juan Ignacio Borrego presentaron además el respaldo de 54 miembros de la agrupación, el máximo permitido.

La comisión de garantías de las primarias validó ayer mismo los avales aportados por cada candidatura, de los que tuvo que comprobar que no se repetían, ya que un militante solo puede avalar a un candidato. Aunque la proclamación definitiva de las candidaturas se efectuará el viernes, día en el que también comenzará la campaña informativa entre la militancia, la presentación de los avales marca de forma oficiosa el arranque de la lucha por la obtención del apoyo de los socialistas coruñeses, que podrán votar por el aspirante a la Alcaldía el próximo día 18.

Una vez confirmado que las cuatro personas que habían anunciado su intención de competir podrán hacerlo, se abre de nuevo la posibilidad de que se establezcan alianzas entre ellos. Y especialmente entre Arangüena, Borrego y Rey, quienes ya mantuvieron conversaciones antes de formalizar sus candidaturas con el fin de presentar una alternativa a la de García, quien a la ventaja que le reporta ser el actual portavoz socialista en el Concello de A Coruña, suma la de contar con el respaldo de la secretaria general de la agrupación, Eva Martínez Acón, y el de su antecesora y anterior candidata a la Alcaldía, Mar Barcón. Los tres manifestaron ayer su disposición a llegar a alianzas para integra una opción más fuerte con relación a la de García, aunque dispondrá de solo una semana para resolver las diferencias existentes entre ellos. Mientras persista la división entre ellos, el beneficiado será el rostro de los socialistas en el Palacio de María Pita, quien ayer destacaba que los avales que presentó se dividen a partes iguales entre hombre y mujeres y que entre ellos no figura ningún cargo orgánico ni institucional.

García avanzó que una vez comience la campaña explicará a la militancia que su proyecto "no es personal, sino colectivo" y que existe "la posibilidad de recuperar la Alcaldía para el Partido Socialista". Para conseguirlo considera "muy importante que haya unidad en el partido", aunque no cree que sea perjudicial la existencia de cuatro aspirantes. "Para mí es positivo que haya tanto candidato porque demuestra que hay banquillo y ganas de hacer política", manifestó sobre la inusual rivalidad de las primarias coruñesas.

"No tenemos más que seguir nuestro propio proyecto", declaró por su parte Juan Ignacio Borrego, quien aseguró que su candidatura trabaja "con las puertas abiertas e intentando confluir", hasta el punto de proclamar: "Todo lo que sea confluir estamos dispuestos a admitirlo". Borrego no descarta "en absoluto" que se alcancen pactos entre candidatos porque su propuesta consiste en "crear una gran fuerza de unidad del socialismo coruñés". En cuanto a si el acuerdo llegará durante la campaña o en el instante previo a la votación, advirtió que puede ocurrir "en cualquier parte del proceso a partir de la presentación de los avales".

Inés Rey mostró su satisfacción por la respuesta de los militantes a su propuesta y aseguró que afronta la competición por ser la candidata a la Alcaldía "con mucha fuerza y muchas ganas". Pese a la presencia de cuatro aspirantes, se mostró convencida de que "son muchísimas más las cosas que nos unen que las pequeñísimas diferencias que nos pueden separar", razón por la que invitó desde el principio a los otros competidores a que se sumen a su candidatura.

"El objetivo es recuperar el Gobierno municipal y para eso es necesaria una candidatura fuerte y unida", destacó Rey, quien dijo estar "trabajando desde el minuto uno en la línea del consenso" ante la creencia de que un político "tiene que tener sobre todo capacidad de diálogo y de negociación para llegar a acuerdos", por lo que los socialistas deben también hacerlo entre ellos en estas primarias.

"Claramente tres de los candidatos coincidimos en que el actual portavoz municipal no debería ser el candidato", comentó Rafael Arangüena sobre este proceso, a lo que añadió que "la decisión de quién debe ser la alternativa es lo que hay que hablar". Este interés común hace "posible" a su juicio pactos con Rey y Borrego, por lo que prevé que trabajarán "con el espíritu de intentar converger".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es