15 de noviembre de 2018
15.11.2018
La Opinión de A Coruña

El Concello destinó 32.000 euros en reformas y gastos de los pisos de alquiler social revisados

Abonó 1.021 euros por cuotas de comunidad y una derrama - Tramita la anulación de cinco de las seis viviendas adquiridas a través de un concurso por irregularidades

15.11.2018 | 01:54
Porta de una de las viviendas bajo sospecha.

El Concello gastó más de 31.000 euros en realizar reformas en dos de los cinco pisos para alquiler social que compró en un concurso público y cuya adquisición está en proceso de anulación por irregularidades en la tramitación. Fueron seis las viviendas compradas pero hay una libre de sospecha. A esta cantidad, se suman 745 euros de los gastos de la notaría por las seis escrituras de compraventa. En cuanto a las cuotas de las comunidades y las derramas, el Gobierno municipal señala que solo se han abonado recibos correspondientes a tres inmuebles, 1.021 euros por diversas incidencias.

Los datos figuran en una respuesta del Ejecutivo al grupo municipal del PSOE, interesado en saber los gastos generados tras la compra. Las seis viviendas adquiridas están ubicadas en las calles Joaquín Martín Martínez, Santander, Almirante Mourelle , Barrera, Fe y Agra da Bragua. El Concello se haya en proceso de revisión de cinco de ellas, dos especialmente señaladas por la oposición por ser propiedad de un simpatizante de Marea. El Consello Consultivo ya ha considerado nulas estas dos últimas compras y ha instado a revisar el resto si estas no cumplen a rajatabla con las bases reguladoras del concurso.

Las irregularidades detectadas han causado la dimisión de una alto cargo de Vivienda y que el Pleno solicitase la de los concejales de Rexeneración Urbana y Contratación. Una vez anulados, el Concello tendrá que proceder a la devolución de los pisos a sus dueños y reclamarles lo abonado, un proceso que probablemente generará un proceso judicial y la reclamación de indemnizaciones.

Según la respuesta del Gobierno local a los socialistas en el Concello, se pagaron 373,04 euros en notarías por las seis copias simples de las escrituras de compraventa y la copia de una escritura de división horizontal. También reconoce gastos de registro de tres de las compras por 370,34 euros. En cuanto a los gastos de acondicionamiento y habilitación, se realizaron obras por 16.841,97 euros en el piso comprado en la calle Almirante Mourelle y 14.419,39 euros en el de la calle Fe. Invirtieron además 14.083 euros en mejoras en otra vivienda en la calle Agra da Bragua, la única que no está bajo sospecha de todo el concurso y que no se ha visto afectada por la revisión de oficio.

En cuanto a las cuotas de la comunidad y las derramas, el Gobierno municipal explica que solo se han abonado recibos de tres inmuebles (Fe, Almirante Mourelle y Agra da Bragua). Afirman que por el de la calle Joaquín Martín Martínez no presentaron ningún recibo "por problemas con el CIF por el cambio de denominación de la calle". "Por Santander la gestoría tampoco presentó nada y en el piso de la calle Barrera no hay comunidad formalizada", explican. Así, por los restantes, se abonaron 1.021 euros, entre cuotas de la comunidad (884 euros) y una derrama de la calle Fe (137 euros por unas cajas de correo y un desatasque).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es