02 de diciembre de 2018
02.12.2018

Una subcultura que emplea un lenguaje propio y con acciones en grupo con tareas especializadas

02.12.2018 | 01:00

Para Jesús Pereda, los autores de los grafitis vandálicos son personas mayores de edad, por lo que hay desechar la imagen de que se trata de adolescentes, y que forman parte de una "subcultura", ya que disponen de su propio lenguaje, en el que "bombardear" significa realizar una pintada el mayor número de veces en una noche.

Al día siguiente, los amigos del autor recorren la zona por la que ha actuado y le confirman que ha "quemado" esa parte de la ciudad. Este es uno de los aspectos que explican su conducta, ya que les gusta que se hable de ellos para bien o para mal, según detalla este experto. La actividad de estos grafiteros llega a ser tan compleja que se comunican entre ellos para ver quién pinta más trenes o el más grande, al tiempo que hacen apuestas monetarias en el internet oculto sobre estas actuaciones.

Algunas de sus intervenciones, a las que califican de "patrullas" o "misiones", se realizan con tareas concretas para cada uno, ya que hay "fotógrafos", "protectores" para impedir que agentes de seguridad, pasajeros o el conductor se acerquen a los "escritores", los encargados de llevar a cabo las pintadas en los vagones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado


Ecommerce Tour A Coruña vuelve con las últimas novedades

La jornada, que tendrá lugar el próximo jueves, 14 de noviembre en PALEXCO, prestará este año especial atención al mercado de la moda en Galicia

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es