21 de febrero de 2019
21.02.2019
La Opinión de A Coruña

Diez años para poder entrar en casa

Los cooperativistas de A Carnocha reciben la certificación de pisos de protección, el último trámite para mudarse al edificio que proyectaron en 2008 - Cofuncovi lo tendrá "en próximas semanas"

21.02.2019 | 00:38
Edificio de la cooperativa A Carnocha en el parque ofimático.

Una década entera han esperado los cooperativistas de A Carnocha y Cofuncovi para coger las llaves de casa y poder cruzar la puerta de sus viviendas en el parque ofimático. La primera de las cooperativas ya ha conseguido la certificación de vivienda protegida que concede la Xunta, último paso antes de la ocupación, y el proceso de Cofuncovi está "muy avanzado". Según auguran los cooperativistas, dentro de un mes se podrá ver "vida y alegría" en este barrio que ha quedado en 'stand by' durante diez años. "Este periodo nos consumió muchísimo", confiesa el presidente de A Carnocha, Luciano Ron

Poco más de una década ha pasado desde que se constituyó la cooperativa de A Carnocha hasta que recibió la certificación protegida del edificio por parte de la Xunta, un trámite que se solucionó ayer y que permitirá a las familias ocupar en los próximos días las 25 viviendas disponibles en este inmueble del parque ofimático. "Creo que en un mes podremos ver vida y alegría en este barrio", comenta ilusionado el presidente de A Carnocha, Luciano Ron.

La Consellería de Vivenda ha confirmado este proceso y desvela que la tramitación con la cooperativa Cofuncovi, que cuenta con 69 viviendas, está "muy avanzada" y se resolverá "en las próximas semanas". "Esa es la previsión y esperamos que así sea. Cuanto antes, mejor porque ya está todo preparado y apalabrado para entrar a vivir en los pisos", expone el portavoz de Cofuncovi, José Ramón Mosquera.

Ambos confiesan que ha sido "un periodo largo y desesperante" que está a punto de llegar a su fin, lo que les permite ser optimistas de cara al futuro. "Ahora ya no quedan temas que tratar con las administraciones, solo cuestiones de régimen interno que debemos presentar en el Registro de la Propiedad. A partir de ahí, en una semana, podremos empezar con las escrituras e hipotecas. Ya solo depende de nosotros", manifiesta Luciano Ron, quien prefiere ver el lado bueno de las cosas que echar al vista atrás y recordar diez años "muy difíciles". "Este periodo nos consumió y nos causó muchísimos quebraderos de cabeza. Pero no vamos a acordarnos de eso, ahora todo es alegría y celebración. Estamos muy contentos", manifiesta el presidente de A Carnocha, que no descarta en un futuro pararse a pensar "por qué el proceso fue tan largo".

Este último paso, indica Luciano Ron, también "transmite a los ciudadanos que existe otra forma de gestión urbanística". Las 25 viviendas de A Carnocha se llenarán de vida en solo una semanas. O así lo esperan los cooperativistas, que llevan casi diez años sin poder cruzar la puerta de su casa. "En un mes tendremos un barrio muy bonito. Las casas todavía no están amuebladas, salvo algún accesorio de baño o cocina y electrodomésticos", explica.

Los próximos en celebrar esta nueva etapa serán los cooperativistas de Cofuncovi. "Tenemos ganar de acabar ya. Tuvimos una primera reunión allá por el 2008 y creamos la cooperativa en 2009. Ha pasado mucho tiempo y hemos sufrido muchos varapalos, sobre todo económicos que han llevado a situaciones personales dramáticas", desvela José Ramón Mosquera, quien entiende que han sido ellos los que "han pagado los platos rotos tras una mala gestión administrativa".

El portavoz de Cofuncovi asegura que han "luchado mucho para llegar hasta aquí" y no es el momento de rendirse, ya que están a solos unas semanas de poder vivir en sus casas. "Lo que queda es algo trivial después de todo lo que hemos pasado", resume Mosquera, que recuerda que están "a la espera de que se acabe la obra de otras 73 viviendas". "Y ya están todas ocupadas", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es