10 de abril de 2019
10.04.2019

Fomento rechaza que el Concello proteja la lonja y atribuye esa competencia al Puerto

El ministerio alega que la ley impide al Ayuntamiento, que incluía el edificio del Gran Sol en el nuevo catálogo del plan general, "interferir" en el puerto y que la instalación está "en uso"

09.04.2019 | 22:30
Lonja del Gran Sol, en el muelle de A Palloza.

La protección de la lonja del Gran Sol, ubicada en el muelle de A Palloza, está en cuestión. O, por lo menos, la manera de evitar que desaparezca la obra de Eduardo García de Dios y Félix Calderón Gaztelu, de 1960. Puertos del Estado rechaza que el Concello incluya el edificio en el catálogo del plan general por ser una "interferencia" en las competencias de la Autoridad Portuaria. Según la normativa que cita el departamento estatal, sería un plan especial del Puerto el que debería contemplar la conservación del inmueble. La propia administración portuaria ya había alegado contra la propuesta municipal, que, tras la aprobación inicial del mes de noviembre, tendrá que volver al pleno

El Ministerio de Fomento rechaza que el Concello incluya en la modificación del catálogo del plan general la lonja del Gran Sol con el objetivo de proteger el edificio con catalogación monumental, la máxima posible. Según el informe de Puertos del Estado, que depende del departamento estatal, la instalación está en una "zona de servicio portuaria" y, añade, "actualmente está en uso", por lo que deja en manos de la Autoridad Portuaria coruñesa la futura conservación de la misma. Es a través del plan especial del Puerto cómo se deberá especificar la prohibición de demoler o modificar el inmueble, según la normativa que cita el informe, que está fechado en el pasado mes de febrero. El actual plan especial del puerto de A Coruña data de 2000, aunque ha sufrido diversos cambios en los últimos años.

Puertos del Estado indica al Ayuntamiento en el documento que el planeamiento municipal no puede "incluir determinaciones que supongan una interferencia o perturbación en el ejercicio de las competencias de explotación portuaria". Se basan en un artículo de la Ley de Puertos del Estado, de 2011, que cita textualmente esta frase, y, de esta manera, informa de manera desfavorable la propuesta municipal.

El propio Puerto de A Coruña presentó alegación a la inclusión de la lonja, ubicada en el muelle de A Palloza, en el catálogo por considerar que el blindaje arquitectónico no era compatible con la actividad que se desarrolla aún en el edificio y reclamaba que se elaborase un plan económico o de viabilidad para conservarlo. En el documento inicial de la Concejalía de Rexeneración Urbana, el edificio pasaba de no estar plasmado en el plan general a tener el mayor nivel de protección.

Tras la alegación del ente portuario, el responsable del departamento municipal, Xiao Varela, le reprochó a su máximo dirigente, Enrique Losada, que solo buscara la "rentabilidad" en un edificio que es, remarcaba, patrimonio público. "Estamos convencidos de que tiene un grandísimo valor y hay consenso con los técnicos", defendió el concejal, que denunciaba que el Puerto "debería ser el primero en proponer que se respetara y no entrar en discusión".

El presidente de la delegación coruñesa del Colexio de Arquitectos, Roberto Costas, defendía en octubre la protección de la lonja, diseñada por Eduardo García de Dios y Félix Calderón Gaztelu en 1960. En 2012, la entidad colegial rindió homenaje al inmueble y sí que está incluido desde hace tiempo en el álbum de referencia del Docomomo, una entidad internacional que da a conocer el patrimonio arquitectónico del siglo XX.

Aprobación en el pleno

La ampliación del catálogo de patrimonio del plan general se aprobó en pleno el pasado mes de noviembre de manera inicial. Rexeneración Urbana incluyó 84 inmuebles „entre ellos la lonja del Gran Sol y varios residenciales de la zona de Juan Flórez, entre otros„, cuatro elementos arqueológicos, tres etnográficos y dos grupos de viviendas. Solo el grupo municipal del PP no apoyó la iniciativa en aquella sesión y, en voz de su concejal Martín Fernández Prado, exresponsable de Urbanismo en el anterior Gobierno local, calificó la propuesta de "inconsistente" y "débil". El popular no confiaba en aquel momento en que la tramitación fuera a estar finalizada en este mandato, ya que aún restaba el período de exposición pública y la vuelta del documento al pleno, y esperaba el cambio "sustancial" del mismo. Para la entrada en vigor del cambio, el pleno deberá aprobarlo de manera provisional y después el documento quedará pendiente, por último, del visto bueno de la Xunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es