12 de junio de 2019
12.06.2019

El PSOE y Marea comienzan a negociar sin cerrarse a un Gobierno de coalición

Ambas formaciones se emplazan a redactar un "documento base" || Marea niega que el apoyo a la investidura pretenda una "transacción" a cambio || La asamblea del BNG confirma su sí a Rey

11.06.2019 | 23:59
El PSOE y Marea comienzan a negociar sin cerrarse a un Gobierno de coalición

La primera reunión entre el PSOE y Marea Atlántica acabó, tras poco más de media hora, sin cerrar ningún acuerdo y sin descartar ninguna posibilidad, incluida la de un Gobierno de coalición que sumaría mayoría absoluta, con nueve concejales socialistas y seis de la formación independiente. Lo único que conveniaron ayer, en el arranque de la negociación, fue la redacción de un "documento base" que tratarán en próximas reuniones, aún sin concretar. El "clima de cordialidad" fue lo que destacaron ambos grupos dentro de la "prudencia" que piden en un proceso que se alargará, como mínimo, durante esta semana.

El sábado se celebrará el pleno de investidura, a las 18.00 horas, y Marea ya anunció, y ayer ratificó sobre la mesa de negociación, que sus seis votos serán para que la socialista Inés Rey se convierta en la primera alcaldesa de la época democrática. La formación puso encima de la mesa que la investidura es un "debate cerrado". Se trata, añaden fuentes internas, de un "ejercicio de honestidad y responsabilidad con la ciudadanía" y, como ya advirtieron, no supone "un cheque en blanco". No lo es, dicen, para el PSOE, pero tampoco para ellos mismos ya que, apostillan, no pretenden una contrapartida. "No está abierto a ningún tipo de transacción por nuestra parte", dicen.

La primera mesa para definir la gobernabilidad de este mandato en María Pita estuvo formada, por parte del PSOE, por el número 2 de la lista, José Manuel Lage, junto al número 4, Juan Villoslada y el que fuera director xeral de Xustiza con el conselleiro y exconcejal coruñés José Luis Méndez Romeu, Santiago Roura, que fue asesor de Rey durante la campaña y que no tiene cargo orgánico en el partido. Este será el equipo, de "máxima confianza" de Rey, que asistirá a todas las reuniones de negociación con los grupos. En cambio, por parte de Marea podrá haber variaciones. En la cita de ayer fueron tres los que acudieron: la número 4 de la lista y actual concejala de Xustiza Social, Silvia Cameán, el número 5 y aún responsable de Emprego, Alberto Lema, y la asesora de Medio Ambiente, Verónica Campos. Pero A Rede, la asamblea de Marea, ha designado a un equipo, sin cuantificar, que podría tomar el relevo de este grupo para continuar con el diálogo.

Fuentes de Marea advirtieron de que en la reunión de ayer hubo "poca concreción" y reprochan que fue el PSOE el que la convocó sin ofrecer durante la misma "ningún escenario o propuesta concreta". El "documento base" para abordar las cuestiones "estratégicas" de la ciudad parece seguro que incluirá las que son líneas "irrenunciables" para la formación y que fueron marcadas por A Rede la semana pasada. El área metropolitana, el gasto social y la fachada marítima fueron algunas de las cuestiones mencionadas en el texto y también otros asuntos, citados ayer por Lema, más políticos, relacionados con la transparencia, órganos de decisión y "combate a la especulación y al clientelismo".

Ya antes de la cita, en el hotel Atlántico, el concejal mantenía abierta la puerta a todas las opciones tras esas líneas rojas. "A partir de ese marco, estamos abiertos a tratar todas las posibilidades que se abran", remarcó, recordando que será A Rede la que tendría que "tomar decisiones a las ofertes que se nos presenten". "Se puede hablar de todo", añadió Lage antes de la reunión, apostando por un diálogo "de forma serena, tranquila, abriendo un nuevo tiempo".

La Asamblea Local del BNG, que se reunió ayer por la noche, acordó dar sus dos votos a la candidata socialista, Inés Rey, el sábado y, después, seguir hablando del futuro. "El BNG va a iniciar en los próximos días un proceso de interlocución con el partido socialista y le vamos remitir con la máxima celeridad un documento con nuestras propuestas, no solo de cara a la investidura sino de cara a establecer un marco de relación político y programático para el próximo mandato", dijo ayer el concejal electo Francisco Jorquera.

El BNG defiende que tomará las decisiones poco a poco, de modo que, ayer, se tomó la del sí a la investidura y, en el futuro, si se da la circunstancia, la de una posible entrada en el Gobierno local.

TRASPASO DE PODERES

El alcalde, Xulio Ferreiro, y la futura alcaldesa, Inés Rey, mantuvieron en la mañana de ayer un encuentro en María Pita para iniciar el traspaso de poderes. El regidor, según informan fuentes municipales, se puso a disposición de la socialista para "facilitar" el cambio de Gobierno local y "aclarar" cualquier cuestión que surja en el intercambio.

El concejal de Emprego, Alberto Lema, apostilló ayer, antes de hacerse pública la reunión, que Marea Atlántica estaría "por encima de intereses partidistas" en el cambio de gobierno y reprochó que el PP no hizo lo mismo en 2015. "Nos encontramos un traspaso que se limitaba a una carilla. No va a ser el escenario que tengan que padecer los socialistas", aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es