05 de julio de 2019
05.07.2019
Relevo en María Pita

Los puntos de encuentro del progresismo

PSOE, Marea Atlántica y BNG firman, en los dos acuerdos programáticos, una decena de propuestas comunes para el mandato

04.07.2019 | 21:45
Concejales de Marea, ayer, en la asamblea de la formación.

El mandato municipal arranca con acuerdos entre Gobierno local y cada uno de los grupos progresistas de la oposición. Son diez los puntos que tienen en común ambos documentos respecto a diversos asuntos que tanto Marea y BNG como PSOE consideran prioritarios y que deberán cumplirse antes de 2023

El PSOE ha repetido constantemente desde la noche electoral que sería dialogante y que tendería la mano a las fuerzas progresistas. En los acuerdos con Marea Atlántica „que ayer ratificó su asamblea„ y BNG son visibles los puntos, una decena, en la que las tres fuerzas están de acuerdo para que se garantice su cumplimiento antes de 2023.

Movilidad. Ambos documentos muestran su interés por la mejora de la movilidad en la ciudad, aunque reclaman medidas distintas. Marea Atlántica pide "introducir" bonificaciones para grupos de edad: mayores de 65 o menores de 26 mientras que BNG es más ambicioso y exige más frecuencias, ampliación de horarios, modificación del mapa de líneas e implantar carril bus. Además, añade la reclamación de que haya un "estudio" de los modelos de gestión del transporte público.

Vivienda. Aunque con diferencia en cuanto al plazo, ambas formaciones reclaman una bolsa de vivienda de alquiler. Marea, para 2020, y el BNG, antes de 2021. Los nacionalistas añaden en su acuerdo con el PSOE que se analice un programa de "dinamización del comercio" a través de un listado de bajos vacíos en alquiler.

Renta social. Ambos grupos apuestan por la renta social pero de dos maneras distintas. Marea defiende su continuidad en los presupuestos para los próximos años y el BNG pretende que se acometa una "reforma". Amplían en este capítulo la elaboración de un plan de inclusión social.

Escuelas infantiles. En cuanto a educación, el Bloque firmó en el acuerdo que se atiendan las "infraestructuras y condiciones" de las escuelas infantiles y que se atienda a los comedores y patios cubiertos de los colegios. Marea solo nombra la gratuidad en la primera etapa educativa, que quiere que se ponga en marcha en el curso 2020/2021.

Ofimático. El propio concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, marca el asunto como a desarrollar en el "corto plazo" y ambos grupos de la oposición lo incluyeron en sus acuerdos. Que las viviendas de los de vecinos de San Vicente de Elviña queden fuera del polígono del ofimático es una prioridad, sobre el papel, para los tres grupos políticos.

Borde litoral. Marea arrancó de los socialistas la promesa de crear una comisión especial para la nueva fachada marítima y para revisar los convenios firmados en 2004 con el Estado. El BNG, en su texto, incluye este asunto en las cuestiones relacionadas con otras administraciones y reclama la "titularidad pública" de los muelles y que haya "fórmulas directas" de participación ciudadana en las decisiones.

Mercados. La oposición ha pactado con el Gobierno local que se reformen los mercados de Adormideras, Santa Lucía y Monte Alto. El BNG apostilla que sea "en el primer año de mandato" y piden la "modernización" de las ordenanzas que los regulan.

Participación. La participación ciudadana también tiene un hueco en los acuerdos, aunque de distinta manera en los dos documentos. Marea Atlántica pide mantener el programa de presupuestos participativos y que haya "espacios" para una "buena comunicación" entre ciudadanía y Gobierno local. También exige el grupo que se abran de manera "inmediata" las Naves del Metrosidero y que se mantengan las "fórmulas de cogestión ya aprobadas".

Ciudad de las TIC. El proyecto de crear un gran parque de empresas tecnológicas en Pedralonga, en el solar de la actual Fábrica de Armas, es otra de las cuestiones en común entre los tres grupos progresistas de la corporación. Marea instauró una comisión especial para gestionar la llamada Ciudad de las TIC y el BNG solo llama a su "impulso" con el resto de administraciones. Lo que sí incluye en su documento es la elaboración de un plan de industrialización de la ciudad y su área metropolitana.

Empleo. Aunque no lo hacen en los mismos términos, BNG y Marea hablan de promover empleo. Los nacionalistas exigen que se adapten los programas municipales a las "demandas del mercado laboral". Marea pide que se mantenga el programa Coruña Suma, cofinanciado por la Unión Europea, para personas en situación o en riesgo de exclusión y que se presente el sello Coruña Emprega, para empresas que integren colectivos vulnerables y apuesten por la igualdad de oportunidades entre sus trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es