09 de agosto de 2019
09.08.2019

No tirar comida es posible

Treinta negocios de la ciudad se suman a una aplicación que les permite vender el excedente de comida y evitar desperdiciarlo

08.08.2019 | 21:16
La dueña de La Tartera, Antía López, junto a un ejemplo de los productos que vende a través de Too Good To Go.

Too Good To Go nació en Dinamarca en 2016 para luchar contra el desperdicio de alimentos. Es una aplicación para móvil que permite a restaurantes, hoteles, supermercados, panaderías y fruterías, entre otros establecimientos, vender el excedente de comida diario a los usuarios, que pueden salvar menús de comida de calidad a precio reducido. Treinta negocios de la ciudad se han sumado a esta plataforma, que llegó a España en septiembre de 2018

La aplicación móvil contra el desperdicio de alimentos Too Good To Go fue una idea que surgió al final de una cena en un bufé libre, en el que los fundadores de esta app fueron conscientes de la cantidad de comida que se desperdiciaba en cientos de establecimientos. Esto sucedió en 2016, y tres años más tarde, esta empresa se ha consolidado en varios países europeos, como España, en 2018, e Italia y Polonia, los últimos incorporados.

La empresa llegó en el mes de abril a A Coruña „la primera ciudad de Galicia en la que está disponible este servicio„ y a día de hoy ya cuenta con más de 30 establecimientos participantes, que ofrecen paquetes sorpresa con la comida sobrante del día a precios reducidos.

Uno de estos negocios es La Tartera (Juan Flórez, 136), una tienda local que vende comida casera para llevar. "La empresa vino por aquí y me ofreció colaborar con la app, aunque realmente nosotros nunca tiramos comida", explica la dueña del establecimiento, Antía López. Antes de formar parte de Too Good To Go solía regalar a sus clientes aquello que les sobraba como forma de agradecerles su fidelidad y, al mismo tiempo, no desperdiciar alimento.

Esta empresaria decidió montar su propio negocio porque no soportaba "que se tirase comida", explica."Cuando me presentaron esta propuesta me pareció muy buena idea, porque soy hostelera desde los 17 años y sé que no todo el mundo es generoso, lo que provoca que se tire mucha comida", señala.

La aplicación se usa de forma muy sencilla: los hosteleros ponen sus productos a la venta y quien esté interesado lo paga a través de la aplicación y acude al establecimiento a recogerlo.

El contenido del paquete es sorpresa, y "esa es la magia", explican desde Too Good To Go, ya que dicen que para este tipo de negocios es muy difícil especificar con antelación qué es lo que va a sobrar. Los paquetes de comida cuestan un tercio del precio de venta, pero con cantidad y calidad de producto que se corresponda con el coste real. Tienen precios entre los dos y cinco euros. "En La Tartera ofrecemos uno estándar de 4,99 euros", destaca Antía López, quien además explica que en su negocio ponen en la app entre dos y tres productos cada semana.

Unos días los usuarios pueden encontrar cocina muy apetecible, "pero no es un enfoque gourmet, es simplemente para no tirar la comida sobrante", resalta la dueña del establecimiento. Personas de diferentes edades y perfiles sociales usan la app, aunque aún son "un poco tímidos", indica.

Los negocios pagan un porcentaje a la empresa fundadora por cada venta a través de la aplicación. "Estoy convencida de que la unión hace la fuerza, y creo que es una bueno para no desperdiciar y darnos publicidad a los negocios", señala la dueña de La Tartera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es