24 de agosto de 2019
24.08.2019
DESCUBRE FDS

Los bares de Monte Alto tributan al gran festival

Cinco locales de la zona proponen esta noche su particular homenaje a los 50 años de Woodstock con fiesta de disfraces, búsqueda del...

23.08.2019 | 22:20
Hosteleros promotores de la iniciativa, en la calle Tren.

A 50 años de su celebración, el festival de Woodstock está hoy de más actualidad que nunca. Es precisamente este aniversario tan redondo el que ha hecho que muchos hayan querido homenajear a su manera al festival, considerado el primer gran evento musical de la historia. Así lo han entendido los propietarios y gerentes de los locales coruñeses Mardi Gras, La Salita de Juegos, Bar Doc, Casette y Lebowski Pub, que proponen esta noche su propia ruta a modo de tributo al festival de festivales.

"Animamos a la gente a que venga disfrazada, de hippies, o de algo relacionado con Woodstock. Habrá algún detalle para los que vengan así", explica Iria Castiñeiras, gerente de La Salita de Juegos. En los locales sonarán, la mayor parte de la noche, los éxitos de las figuras que hicieron historia en Woodstock y marcaron la juventud de toda una generación. Nombres como Janis Joplin, Joe Cocker o Jefferson Airplane no faltarán en la playlist.

El leitmotiv de la fiesta no será ajeno a los adeptos a los locales, especializados en este tipo de estilos musicales. "Nos une que somos locales de rock, que nos movemos un poco en el mismo estilo. Es una forma de rendir homenaje al festival más conocido de todos los tiempos, el primero de su clase. De él surgieron la mayoría de los que conocemos hoy", afirma Castiñeiras.

Otra de las actividades en las que podrán participar los asistentes será una búsqueda del tesoro a través de los cinco locales, que no es otro que el conocido emblema de Woodstock, una paloma en un mástil de guitarra. "Habrá un premio para los diez primeros en encontrarlo", apunta la gerente.

Además de la gymkana, habrá más detalles con los que las salas pretenden sorprender a su público. En la fiesta se repartirán chapas con los rostros de estrellas como Jimmy Hendrix, piruletas y gominolas.No será la única convocatoria que preparen en común los cinco locales de la zona de Monte Alto, que esperan que, tras la de Woodstock, puedan organizar más fiestas en común, como apunta Castiñeiras. "Es una zona con mucho empuje, los locales están cerca.Tratamos de fomentarla un poco". Por lo pronto, esperan contar con una nutrida asistencia a su particular homenaje al festival de festivales. "Las fiestas de la ciudad ya han terminado, el verano se acaba. Es una manera de apurar los últimos días antes de volver a la rutina", expone la gerente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es