01 de octubre de 2019
01.10.2019
La Opinión de A Coruña

El pleno aprueba el cambio de presupuesto para cubrir las ayudas sociales del año

Con la abstención del PP, los grupos dan luz verde a la modificación, que garantiza el pago de la renta social y ayudas de emergencia || Casi 1,7 millones son para Bicicoruña

30.09.2019 | 21:16

El segundo cambio en el presupuesto en algo más de cien días de mandato socialista volvió a concitar, como hace dos meses, el consenso entre el grupo del Gobierno local y los de Marea Atlántica, BNG y Ciudadanos, mientras que el PP optó de nuevo por la abstención. La operación, tramitada ayer en un pleno extraordinario, supone una modificación en las cuentas por casi tres millones de euros, de los que 417.000 euros servirán para hacer frente al pago de la renta social para las familias que aún no la han percibido este año, y 240.000 euros se destinarán a garantizar ayudas de emergencia social.

El acuerdo supone también la aprobación de una enmienda introducida por el grupo de Marea por la que se incrementa el gasto en 62.000 euros para obras de mejora en el colegio San Francisco Javier y en la escuela infantil municipal Arela.

Con esta inyección económica en el ámbito de los servicios sociales, el Concello paliará la "insuficiencia clara" de fondos para la renta social de la que alertó la semana pasada el concejal de Facenda, José Manuel Lage, y de la que Marea había advertido hace más de un mes. La administración local, recordó el edil, ha concedido este año 243 rentas sociales municipales nuevas y entregado casi 2.000 ayudas de emergencia social. Marea, BNG y Ciudadanos reprocharon al Ejecutivo local la demora en maniobrar para disponer de recursos para las familias necesitadas que solicitan las prestaciones municipales. El PP dirigió sus críticas al PSOE y a Marea por no haber tenido como prioridad esta captación de fondos en el primer cambio en el presupuesto del mandato, a finales de julio, por el que se abonaron facturas irregulares y se reservó casi un millón de euros para abonar el sobrecoste de la reforma del estadio de Riazor.

La nueva modificación contable incluye casi 1,7 millones de euros para la instalación de estaciones de Bicicoruña en Os Mallos, Elviña, parque de Eirís, Pocomaco, A Grela, Expocoruña, O Ventorrillo, Novo Mesoiro, parque de Oza y Marineda City, así como la compra de 500 bicicletas, la mitad eléctricas. Otras partidas nuevas incluidas en el cambio en las cuentas son: 100.000 euros para aumentar los recursos de mantenimiento de la red semafórica, 134.000 para señalización de tráfico, 49.000 para el acondicionamiento del vertedero de Bens, 80.000 para la Temporada Lírica de este año, 60.000 para subvenciones a entidades deportivas y 30.000 para la carrera Enki, además de otras de menor cuantía.

Críticas a la gestión

El acuerdo entre grupos (salvo el PP) no escondió críticas a gestiones municipales del mandato actual y del anterior. La portavoz de Ciudadanos, Mónica Martínez, urgió a "buscar soluciones para mejorar la señalización y la seguridad" del carril bici y reflexionó sobre la imposición de multas de circulación en la ciudad. Francisco Jorquera, portavoz del BNG, admitió "reservas" en su análisis de las partidas afectadas por el cambio y reiteró "la necesidad de implantar" un plan de inclusión social para evitar el trabajo con fondos escasos para sectores vulnerables. "Los análisis previos de la renta social hablaban de que sería necesaria una dotación de tres millones de euros, tres veces más de lo presupuestado para 2018", denunció el nacionalista.

La concejal popular Rosa Gallego, molesta por el pacto establecido la semana pasada entre Marea y PSOE respecto a proyectos durante el mandato, fue más extensa en sus ataques, al considerar escasas las ayudas a las entidades deportivas y reclamar "un plan de choque de recuperación de espacios públicos". Acusó a Marea de "ejercer de gobierno desde la oposición" y a los socialistas, de la "misma parálisis" que atribuyó al anterior Ejecutivo local. "Usted enciende el piloto automático y entra como un elemento de demolición permanente, sin ninguna actitud constructiva", le replicó Lage.

El viceportavoz de Marea, Iago Martínez, regresó al mandato anterior para reprochar a populares y socialistas que hace un año bloqueasen las cuentas de 2019, lo que supuso, entre otras cosas, prorrogar las de 2018 y que no hubiera dinero suficiente para ayudas sociales. También lamentó que el cambio en el presupuesto supusiera dar de baja partidas dedicadas a programas de participación e igualdad. PP y PSOE aprovecharon para cuestionar el bajo índice de ejecución en el mandato anterior en proyectos surgidos de la participación vecinal a través del presupuesto. Lage apunto que de tres millones reservados no se ejecutaron ni 100.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es