17 de octubre de 2019
17.10.2019
La Opinión de A Coruña

Alumnos de Monelos se concentran en el centro para reclamar soluciones tras las inundaciones

Algunos estudiantes cambian las aulas por el salón de actos || La dirección trata de evitar que se pierda la clase || Educación afirma que trabaja para arreglar el problema

16.10.2019 | 23:03
Acceso al IES Monelos.

Alumnos del instituto Monelos se concentraron ayer, sobre las ocho y media de la mañana, frente al centro para reclamar soluciones tras las inundaciones sufridas en tres aulas y aseos el pasado lunes. Las fuertes lluvias obligaron a la dirección a suspender las clases, que se retomaron el martes, pero algunos estudiantes fueron reubicados en el salón de actos porque sus aulas no están todavía en condiciones.

La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del instituto Monelos señalan que "el problema es que se está haciendo una reforma integral del centro, que va con retraso, lo que hace que sea peligroso para todos". La sustitución del techo del centro ha facilitado la filtración del agua por la lluvia. "Eso es urgente porque ahora que llega el invierno habrá más días así", comentan los padres.

Los alumnos de Bachillerato y 4º de la ESO se están movilizando para encontrar una solución y recuperar su rutina. El AMPA asegura que el centro "está haciendo todo lo posible para que no pierdan clase", pero de ellos no depende que la obra se ejecute lo antes posible.

Con las aulas afectadas cerradas, algunos estudiantes atienden sus clases en el salón de actos. "Ahí es donde se suelen hacer exámenes colectivos", cuentan los padres, a los que les preocupa que "los de Bachillerato pierdan un tiempo que no tienen porque el curso, para ellos, acaba antes".

La asociación asegura que esta obra que se está realizando "es muy necesaria" para el centro, pero debería haberse completado en verano, o por lo menos haber avanzado buena parte de la actuación. "Empezó con retraso", revelan, y reconocen que "el ambiente está caldeado".

Los padres confiesan que "los profesores están haciendo todo lo posible" para resolver la situación o, por lo menos, que los niños no pierdan clase.

La Consellería de Educación explicó el lunes que las clases se suspendieron "por la entrada de agua en las aulas" y añadió que trabaja para tratar de "arreglar cuanto antes los problemas derivados de las inclemencias meteorológicas".

La asociación de padres y madres lamenta también que "se ha recortado buena parte del espacio del patio porque está lleno de material de las obras".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es