30 de octubre de 2019
30.10.2019
La Opinión de A Coruña

Compromiso con la calidad de vida

Profesionales de la Terapia Ocupacional festejan los 20 años de la titulación en A Coruña, con el objetivo de formar parte de la Atención Primaria y lograr la igualdad

29.10.2019 | 22:45
Las terapeutas ocupacionales Marta Pérez, Nereida Canosa, Johanna Elisabeth Van Brugger, Adriana Ávila y Begoña Polonio, en la Facultad de Oza.

Adriana Ávila fue de las primeras profesoras en pasear por los pasillos de Terapia Ocupacional de la Universidade da Coruña. Desde entonces han pasado 20 años y se ha convertido en decana de la Facultad de Ciencias de la Salud. Enamorada de los jardines de Oza, mantiene la ilusión viva por una profesión que, asegura, "todavía puede llegar a muchos campos". "La Terapia Ocupacional tiene que estar en la Atención Primaria, porque esto va a mejora la calidad de vida de los usuarios", argumenta.

Ese es el compromiso de todas. Un futuro mejor, con los pacientes como protagonistas del final feliz. Johanna Elisabeth Van Brugger, doctora Honoris Causa no solo en A Coruña, también en las universidades de Brighton y Rumanía, defiende que se trata de "una de las profesiones que crece con mayor rapidez en toda Europa". ¿Por qué es tan esencial? Van Brugger lo tiene claro: "Porque va más allá de una actividad, se utiliza para transformar. Los terapeutas ocupacionales somos agentes de cambio".

Una transformación que ha llevado a "tener una mirada más amplia hacia la persona que es parte de la sociedad", cuenta la vicedecana Nereida Canosa, que asegura que la profesión tiende "no solo a promocionar una ausencia de la enfermedad, sino que la persona pueda participar en la vida diaria".

La celebración del 20 aniversario de Terapia Ocupacional en A Coruña, la única universidad gallega que cuenta con esta titulación, trajo consigo una Medalla de Oro para Begoña Polonio, decana en la Universidad de Castilla-La Mancha. "La disciplina está en pleno desarrollo y es una profesión de futuro. Siempre hemos perseguido que la calidad de vida de las personas sea la mejor posible", resume.

Esto demuestra que los terapeutas ocupacionales tienen "cada vez más importancia", según las palabras de la presidenta de la Sociedad Científica Nacional de Terapia Ocupacional (Socinto), Marta Pérez de Heredia, quien expone que esta profesión "tiene cabida en el ámbito sanitario y social pero sobre todo institucional". Para Ávila también es clave un trabajo conjunto "entre lo político y lo social" para continuar con una evolución imparable. "Hace 20 años, cuando empezamos estos estudios, había pocos centros de día o residencias de mayores", recuerda la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Contra la desigualdad de género

De las 18 universidades españoles que imparten el Grado de Terapia Ocupacional, solo dos cuentan con decanas, la de A Coruña y la de Castilla-La Mancha. "Esto no es causal", sentencia Canosa, quien reconoce que esta titulación "no está al margen de una sociedad patriarcal". "Cuando estaba estudiando e iba a congresos, me llamaba la atención que, aunque la mayoría de las estudiantes éramos mujeres, los que hablaban eran hombres", reflexiona.

Van Brugger recupera los inicios de la profesión y asegura que "el problema es que estaba relacionada con la caridad". "Fuimos estúpidas por meternos en el mundo médico, dominado por hombres, y al que nunca le gustó que fuésemos una profesión autónoma", opina, a la vez que denuncia los bajos salarios en buena parte de Europa. Salvo Dinamarca, "el país con mayor emancipación de la mujer". "Allí hay 160 terapeutas ocupacionales por cada 100.000 habitantes mientra que en España serían solo 20", apunta.

Begoña Polonio reconoce que "hay un techo de cristal", sobre todo porque se trata de un colectivo "mayoritariamente femenino", y añade que "todavía faltan pasos por dar", pero le tranquiliza pensar que "algunos niveles de la Universidad se alcanzan por elecciones democráticas, así que en ese sentido no hay desigualdad de género".

Las mujeres han conseguido liderar proyectos y llegar a puestos de poder. Además, la Terapia Ocupacional ha conseguido instalarse y consolidarse gracias a "movimientos marcadamente feministas". Así lo entiende Marta Pérez de Heredia, que explica que "la población requiere una serie de atenciones y es esa visión femenina la que se adelanta al tiempo para indicar las necesidades que tiene una persona para retomar su vida después de un hecho traumático". ¿El problema para seguir creciendo? "Que hay que sacrificar parte de nuestra vida para ello", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es