31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de A Coruña

Ministerio y Xunta discrepan sobre la necesidad de que cese el marisqueo ya para limpiar la ría

El Estado defiende que debe prohibirse antes de licitar la obra y la Xunta lo niega

31.07.2020 | 00:46
Ministerio y Xunta discrepan sobre la necesidad de que cese el marisqueo ya para limpiar la ría

La Xunta se mantiene firme en su postura de permitir que continúe la actividad marisquera en la ría de O Burgo frente a la reclamación del Estado de que le permita ya disponer de los terrenos en los que se ejecutará la regeneración del estuario coruñés. El Gobierno gallego, a través de un escrito remitido al Ministerio de Transición Ecológica, señala, apoyándose en la ley de contratos del sector público, que ordenará el cese del marisqueo cuando reciba del Gobierno central la adjudicación y la firma del contrato de la obra y el cronograma para la ejecución del proyecto, pero no antes, en la fase de replanteo previo, como demanda el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El Ministerio se apoya por su parte en la misma ley y en un informe de la Abogacía del Estado para defender que si no puede contar con los terrenos para realizar el replanteo y ver en qué situación se encuentran para llevar a cabo la obra, no podría certificar dicha disponibilidad ni licitar el proyecto, que, según Transición Ecológica, "está listo para iniciarse desde hace meses". La Xunta, añade la vicepresidenta Teresa Ribera en una carta de respuesta también enviada ayer, está advertida de esta petición desde el mes de marzo.

El Ejecutivo gallego expone que la actividad marisquera autorizada en la ría de O Burgo por la Consellería do Mar "no incide sobre la efectiva disponibilidad de los terrenos" por parte del Estado, como -recalca- apunta el artículo 37 de la Ley de Costas. La incompatibilidad entre las obras y el trabajo de los mariscadores, insiste la Xunta, solo se puede producir "una vez que el contrato ha sido adjudicado y formalizado".

El choque de interpretaciones entre los gobiernos encalla una vez más el comienzo del dragado de la ría coruñesa, una intervención para la que se calcula una inversión en 46,3 millones de euros y que en los presupuestos estatales de 2018 cuenta con una partida de 24 millones. Los alcaldes de los ayuntamientos afectados (A Coruña, Oleiros, Sada y Cambre) se han quejado por el nuevo choque entre las administraciones tras años de espera por el inicio del dragado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es