11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Opinión de A Coruña

Pactos ante el nuevo curso

El Gobierno local defiende el "alto grado de cumplimiento" de los acuerdos de investidura en el primer pleno tras el verano, en el que Mónica Martínez ya se sentó con el grupo socialista

11.09.2020 | 00:45
Mónica Martínez, en pie, antes de tomar asiento junto a los concejales del PSOE.

A falta de grandes asuntos sobre los que votar, el primer pleno del nuevo curso político en A Coruña puso sobre la mesa en tono moderado la estabilidad del pacto de investidura que permitió al PSOE gobernar en solitario con los apoyos de Marea y el BNG, a las puertas de empezar la negociación de los presupuestos. El portavoz del Gobierno, José Manuel Lage, apuntó que hay un "alto grado de cumplimiento" de los compromisos, que el balance es positivo y que convocarán en breve la comisión de seguimiento como está comprometido. Los nacionalistas, críticos con la gestión del Gobierno local, le advirtieron de que si mantiene el rumbo y "vuelve a las políticas del pasado", encontrará en el grupo nacionalista a "un firme opositor". Marea, en una nota de prensa, criticó el "inaceptable grado de cumplimiento" de su pacto.

El pleno fue el primero de Mónica Martínez, que comenzó el mandato como única edil de Cs y luego se dio de baja del partido, como nuevo miembro del Gobierno local. Ocupó un asiento entre los reservados al grupo socialista, aunque se mantiene integrada en el grupo mixto. No presentó ninguna moción ni respondió a ninguna pregunta de la oposición y sus votos coincidieron con los del resto de ediles del PSOE. Cuando se dé el caso, intervendrá en todo lo que sea de su competencia, el área de Deportes. Su nombramiento fue mencionado por Marea para tratar de saber cómo iba a intervenir en los plenos a partir de ahora y por el BNG para preguntarse por el efecto en las "políticas progresistas" de la incorporación al Ejecutivo "de alguien procedente de Cs".

José Manuel Lage respondió en su intervención sobre los pactos de investidura, a requerimiento del BNG, que el balance que hace del pacto de gobierno es "positivo" y presenta un "alto grado de cumplimiento". "Tras más de un año de mandato, le digo que somos críticos con su gestión. Ustedes lo admiten implícitamente con una crisis de gobierno que constata las debilidades de su equipo y la de un proyecto claro de ciudad. Parecen apostar por un cambio de rumbo pero no se sabe cuál, y lo hacen sin dialogar con las fuerzas que posibilitaron la investidura", señaló el portavoz nacionalista, Francisco Jorquera. Lage, que calificó de "progresista" a Martínez y pidió obviar las siglas, se mostró abierto a hablar con todos los grupos municipales. Declaró que "queda mucho por hacer" y que hay "tareas pendientes". "Nos gustaría ir más rápido", dijo, antes de anunciar que este mes se convocará la comisión de seguimiento del pacto entre el PSOE, BNG y Marea.

El Gobierno local manifestó que la falta de avances en algunos campos se debe a la situación excepcional por la pandemia pero defiende que no han dejado de trabajar en ellos. Así, el edil de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, aludió a "retos" de su departamento respecto a la mejora de las líneas del bus urbano, "en lo que se sigue trabajando", dijo, o el desarrollo de una nueva ordenanza. El Covid tuvo encaje también en el debate de una moción del PP aprobada por unanimidad que demanda al Ejecutivo socialista recuperar la oferta de vuelos en Alvedro que había antes de la pandemia y se han perdido. La iniciativa pide mantener la conexión de Vueling con Londres y la de Volotea con Bilbao, así como asegurar las frecuencias que antes había con Madrid y Barcelona. E l concejal de Turismo, Juan Ignacio Borrego, respondió que "Alvedro es una prioridad" y dijo que el Gobierno local está redactando un plan director "para mejorar las rutas".

El pleno respaldó la aprobación definitiva de la ordenanza que regulará la concesión de ayudas a la rehabilitación de pisos y una moción que pide la musealización del pesquero O Orzán.

La moción de Marea Atlántica para condenar "la huida" de España del Rey emérito quedó rechazada al no contar con los votos de PP, PSOE y Mónica Martínez. El portavoz del Gobierno local señaló que el Pleno no es el lugar idóneo para debatir cuestiones del ámbito legislativo y cree necesario diferenciar entre el plano personal e institucional. Marea recogía la petición de la plataforma Galicia pola República contra "los gravísimos escándalos de corrupción y blanqueo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es