24 de septiembre de 2020
24.09.2020
La Opinión de A Coruña

La Sociedade de Historia Natural duda de la efectividad del trasplante de la zostera en la ría

Considera que esta planta acuática, que sirve de refugio y alimento para otras especies, no volverá a crecer en el enclave - A Coruña y Culleredo, conformes con el plan de dragado

24.09.2020 | 01:29
Lodos en la ría de O Burgo.

La Sociedade Galega de Historia Natural duda de la opción elegida por Demarcación de Costas para dar protección a la Zostera Noltii, que hay en la ría de O Burgo. Su opción, la que consta en el proyecto definitivo del dragado, es que sea retirada para después trasplantarla, algo que ya en sus alegaciones, la entidad había dicho que no hay suficientes pruebas de que vaya a funcionar y que, tal y como estima el plan, vaya a volver a crecer en las mismas condiciones en el estuario. Pero ¿por qué es importante esta vegetación?

El delegado en As Mariñas de la Sociedade Galega de Historia Natural, Juan Neira, explica que no es un alga, que es una planta que tiene flores y que fija sedimentos y eso hace que haya especies que críen a su alrededor, aunque menos que en otras de su misma familia, como la zostera marina, que vive todo el tiempo bajo el agua y que se puede encontrar en Sada. Algunos animales utilizan sus hojas para poner sus huevos y sirve de refugio a peces y a caracoles del medio marino.

"No hay estudios claros de que el trasplante de zostera funcione correctamente. Es cierto que se están mejorando las técnicas, pero lo que se hace con el tema del trasplante es, simplemente, dar un marco a la actuación, ya que la Zostera Noltii es una planta que está en régimen de protección especial. Esto significa que ninguna empresa privada ni pública puede estropear el hábitat en el que está esta especie ni comercializarla", comenta Juan Neira, que cree que la inversión económica que se va a hacer con el trasplante no va a dar frutos, aunque deja abierta la esperanza de que sí funcione y de que se recupere la pradera a que se aplique una técnica moderna que permita que la zostera eche raíces de nuevo. Esta planta recibe ataques continuamente, según explica Neira, como en la ría de Arousa, porque convive con el marisqueo.

"El proyecto habla de trasplante y nosotros pensamos que va a tener escaso resultado. Seguramente, no llegue al 10 o al 15% de enraizamiento y tardará mucho en recuperarse", explica Neira. El investigador de la UDC, Rafael Carballeira, comenta que esta planta es importante también porque contribuye a la oxigenación de las aguas y porque genera biodiversidad, ya que es utilizada por especies como las sepias para poner sus huevos.

Para Neira es "una pena" que no se pueda preservar durante el dragado ya que estima que, en toda Galicia, hay solo 40 kilómetros cuadrados de esta planta. La Sociedade Galega siempre se mostró escéptica con el proyecto de dragado de la ría, ya que no cree que vaya a ser la solución. "Creemos que sigue teniendo deficiencias, sobre todo, por la movilización de unos lodos, que sabemos qué componentes tienen pero no en qué proporción. El proyecto no nos gusta y no nos parece recomendable. Además, desde el punto de vista ornitológico va a ser perjudicial, porque durante el tiempo que duren los trabajos, las especies hibernantes van a tener que buscarse otro sitio, porque no van a tener dónde alimentarse", lamenta Neira.

El Concello de A Coruña y el de Culleredo sí que mostraron ayer su conformidad con el proyecto definitivo presentado.

Este documento recoge, tal y como apunta el Concello de Culleredo, "en gran medida las alegaciones planteadas" por el municipio. Entre ellas, fuentes municipales destacan "la creación de un nuevo gran espacio en la desembocadura del río Trabe, que el Concello asumirá y supondrá un nuevo punto para el encuentro y actividad de los vecinos, dinamizando la zona".

Culleredo es el municipio que acoge más territorio de la ría, por lo tanto, "será el más afectado por la actuación", según indican fuentes municipales.

Este proyecto, que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado como propuesta para su aprobación, cuenta con un presupuesto de 48,5 millones de euros, que se podrá cofinanciar con fondos europeos hasta en un 80% y con un plazo de ejecución de 26 meses, aunque estas cifras se podrán reducir cuando salga a concurso la obra y las empresas presenten sus propuestas, ya que pueden mejorar no solo la partida económica sino también el tiempo en el que pueden completar la actuación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es