El Concello de A Coruña obtendrá el próximo mes la titularidad de tres carreteras que recorren su término municipal pero que son propiedad de la Diputación, ya que el pleno del mes de junio de este último organismo abordará la cesión de las mismas, como había solicitado el Gobierno local. Se trata de las vías que unen San Pedro de Visma con Mazaído, la que da acceso al santuario de Santa Gema y la que comunica el polígono de Agrela con el lugar de A Moura, por lo que todas ellas se sitúan en la zona rural del municipio, aunque en las proximidades de importantes infraestructuras y vías de comunicación.

Las tres carreteras forman parte de un grupo de ocho para el que el Concello reclamó su cesión, aunque la Diputación optó por efectuar en primer lugar la transferencia de las que no precisan de obras de reparación, como sucede con las tres mencionadas, mientras que las restantes serán cedidas una vez que se acometan las reformas necesarias.

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, envió hace un mes y medio una carta a todos los alcaldes de la provincia en la que les informó de que las carreteras propiedad de esta administración cuya cesión han solicitado los ayuntamientos pueden ser traspasadas ya si no están pendientes trabajos para su adecuación. A Coruña había reclamado hace más de un año la transferencia de ocho carreteras provinciales que sumaban una longitud de 24,3 kilómetros. Entre ellas figura la DP-3003, con 2,37 kilómetros entre San Pedro de Visma y Mazaído, que será cedida el mes que viene pese a que, según los datos de la propia Diputación, hace un año tenía un tramo en mal estado y dos en situación regular.

También se cederá la DP-3002, de 1,5 kilómetros entre A Moura y Agrela, aunque el organismo provincial advertía la existencia de tres tramos con calificación regular. En cuanto a la tercera que será cedida, la DP-3001, de tan solo 500 metros y que permite llegar al santuario de Santa Gema, los informes de la Diputación señalan que está en buen estado de conservación.

La principal de las carreteras cuya cesión solicita el Concello es la DP-0512, con 11 kilómetros de extensión entre el barrio de O Birloque y la capital municipal de Arteixo, con pasos intermedios por Feáns y Uxes. A pesar de que el organismo provincial calificaba hace un año como bueno el estado de este vial, no figura entre los que serán cedidos de inmediato. A ello puede contribuir el que los vecinos que residen en Mesoiro Vello denunciaron entonces deficiencias en puntos de la carretera y aparcamientos indebidos de vehículos obstaculizando el paso. Ante ello, la regidora se comprometió a buscar soluciones para mejorar la movilidad en el entorno

Otras dos carreteras con cesión solicitada tienen tramos en estado deficiente, como la DP-3005, cuyo trazado coincide con la calle Antonio Ínsua Rivas, entre San Vicente de Elviña y Castro de Elviña, con un recorrido de 1,1 kilómetros, y la DP-3007, de 866 metros de longitud entre el polígono de Agrela y el lugar A Moura a través de la calle Newton.

Los informes provinciales solo apreciaban que cuatro carreteras de la Diputación en A Coruña carecían de problemas. Además de la de O Birloque a Arteixo y la de Santa Gema, se hallaban la DP-3006, que atraviesa A Zapateira desde la fábrica de Coca Cola hasta el Club de Golf con un recorrido de casi cinco kilómetros, y la DP-3004, de casi un kilómetro y medio de longitud entre O Martinete y el Coliseum. La de A Zapateira soporta un intenso tráfico por ser el principal acceso a las urbanizaciones de la zona, así como a la área superior del campus universitario.